Ludópatas, Sexo, Calorías y Vidas Turbias de Científicos Muertos

Lunes 16 de Noviembre. Audio aquí, a partir del minuto 25.

Todos sabemos que los ludópatas tienen un serio problema con el juego, pero esta semana, la ciencia nos trae una noticia que deja claro que estas personas no son más codiciosas que el resto, simplemente, su cerebro podría estar cableado para favorecer el dinero por encima de nuestra prioridad número 1: el Sexo.

Por lo menos esa es la conclusión que se ha obtenido de un estudio presentado por Guillaume Sesscousse, un investigador de la Radboud University Nijmegen en Holanda, en el meeting de la Sociedad de Neurociencia, la semana pasada.

Durante muchos años se pensaba que la base científica de la adicción al juego se basaba en una hipersensibilidad de los ludópatas a ganar dinero debido a un problema en la circuitería cerebral ligada a la recompensa, como pasa en múltiples drogas. Pero el estudio del que hablamos hoy ha obtenido resultados ligeramente distintos, ya que posiblemente no sea que obtengan mayor recompensa, si no que sean menos sensibles a otras cosas como el alcohol o el sexo. Vamos, que es una cuestión de prioridad cerebral.

En el estudio 18 ludópatas y 20 individuos control se sometieron a una prueba: tenían que pulsar un botón todo lo rápido que pudieran para ganar dinero o ver fotos eróticas. Pues bien, la velocidad con la que pulsaban el botón, ligada obviamente a motivación, era un 4% superior en los ludópatas cuando veían dinero que imágenes de contenido sexual.

Pero igual un 4% les parece poco (que en este tipo de estudios no lo es) pero cuando introdujeron a los voluntarios en un escáner observaron que su Estriato Ventral, la zona del cerebro que responde a estos estímulos se “encendía” menos con imágenes eróticas que con la posibilidad de obtener dinero. Cuando miraron el Cortex Orbitofrontal, una zona clave para distinguir si lo que nos motiva es primario, ligado a supervivencia (sexo o comida) o secundario (como poder o dinero) lo que vieron es que en los ludópatas la región que solo se ilumina normalmente en respuestas sexuales, se iluminaba con la posibilidad de obtener dinero.

Con esta información esperan poder diseñar terapias cognitivas para aumentar la sensibilidad ante motivaciones no monetarias para intentar cambiar su visión del dinero y del placer.

Igual a ustedes se les ocurren muchas, peeero, justo hace una semana aparecía en la web de noticias de Materia una noticia sobre sexo que igual puede ayudar. Es Lunes por la mañana, pero es un momento igual de bueno que cualquier otro para hablar de… [Audio: Let´s get it on. Marvin Gaye http://www.youtube.com/watch?v=r7aDBgUUs3A]…sexo.

Porque el sexo además de ser divertido, podría ayudarte a quemar calorías. Eso lo sabíamos todos. El problema es que, claro, puede ser más o menos cansado, podemos sudar más o menos pero… ¿Cuántas calorías quemamos realmente?

Pues bien, resumido en el titular que le puso Javier Salas en su artículo, con el sexo quemamos más calorías que caminando, pero menos que corriendo.

En un estudio publicado en la revista Plos One, un equipo de investigadores de la Universidad de Quebec, quiso medir las calorías que se perdían durante el coito y también la intensidad de ese ejercicio. Escogieron a 21 parejas heterosexuales jóvenes (entre 18 y 35 años) y sanas (entendiendo como sanas que no fueran sedentarias y que no tuvieran disfunciones sexuales), con la intención de medir ese gasto en condiciones óptimas, y les invitaron a hacerlo hasta que al menos uno de los dos llegara al orgasmo.

Lo tenían que hacer hasta cuatro veces cada pareja: 84 encuentros que sirvieran para hacerse una idea razonablemente sólida de lo que consume el cuerpo con este goce en pareja. La principal ventaja de este estudio es que se realizaba en casa de la pareja y sin ningún obstáculo por parte del equipo que mide el gasto de energía. Por primera vez, y gracias a la libertad de movimientos que permiten unos brazaletes, estos encuentros pudieron realizarse en la intimidad del hogar, porque varios de los estudios sobre sexo se tienen que hacer, lamentablemente en fríos laboratorios.

El encuentro sexual se contaba desde el calentamiento previo, es decir, los preliminares también contaban.  Los distintos encuentros de media duraron casi 25 minutos (entre 10 y 57 minutos, que fue el más largo), lo que nos ayuda a compararlo con los 30 minutos de jogging.

Como medida de control, habían sometido a estas 42 personas a lo que se entiende por ejercicio: media hora corriendo sobre una cinta a una intensidad moderada, la recomendación estándar de la Asociación Americana del Corazón. Y compararon resultados.

De media, los hombres gastaron 101 calorías por encuentro sexual (4,2 por minuto), mientras que las mujeres quemaron 69 calorías (3,1). Durante la media hora de carrera moderada en la cinta, los hombres habían quemado 276 calorías de media (9,2 por minuto) y las mujeres 213 (7,1).

Uno de los hombres estudiados llegó a gastar 306 calorías durante un coito, lo que demuestra —además de la entrega y pasión del sujeto— que puede hasta quemarse más energía que corriendo.

[Audio: “Bad Guys” disco “All Hell” Artista: Daughn Gibson]

Hoy, como siempre, estrenamos una sección, que se va a llamar: “Vidas Turbias de Científicos Muertos”, porque los personajes con bata podemos sorprender y mucho. Hasta muertos.

El 12 de Marzo el Washington Post estrenaba portada científica –esto no pasa todos los días- con un culebrón protagonizado por investigadores de la John Hopkins Medical School en Baltimore, Estados Unidos. Y es que la historia tenía todos los ingredientes: fraude científico, millones de dólares de por medio, la pelea entre dos compañeros de laboratorio, y…un muerto.

Yu-yi Lin, el muerto, aparentemente por suicidio estaba empezando su carrera como investigador principal, después de años en el instituto Hopkins como doctor. Había publicado en la prestigiosa revista Nature y gozaba del prestigio con el que te cubre una gran publicación…entre ellos conseguir un grant del NIH de mucho, pero mucho dinero. Todo se torció cuando Daniel Yuan, otro miembro de su laboratorio, puso en tela de juicio el análisis de datos de su experimento.  Yuan, médico y experto en estadística re-analizó por su cuenta todos los datos de Lin y no encontró, de ninguna de las maneras que fueran ciertos los datos.

Igual los oyentes lo desconocen pero la investigación está llena de presiones por conseguir un buen currículum, ya que con eso se consigue estabilidad laboral y dinero para investigar…y eso, en ocasiones fuerza a científicos con poca ética a mentir en sus investigaciones.

Yuan decidió pues, escribir a la revista Nature, criticando el artículo. El revuelo montado en el departamento terminó en la oficina de Lin, con Lin muerto, dejando a su alrededor viales de calmantes y una jeringuilla, además de tres preciosas hijas y un email a Yuan culpándole de su muerte.

Yuan fue despedido de la John Hopkins y desde entonces anda, como muchos españoles, en el paro.

Share

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Halloween, Insulina y Ciencia para tristes y freaks

Esta semana, puesto que venimos del puente de todos los muertos, en el que nuestra tradición de ir a visitar a nuestros ausentes pero queridos ha sido barrida por disfraces de monstruitos y una frase “Truco o trato” era buen momento para meterse en la bibliografía científica y buscar si teníamos algunos estudios sobre Halloween.

La verdad es que, como igual era de esperar, la literatura científica solo tiene artículosbastante absurdos del tema como que se produce un descenso de la natalidad porHalloween (5.3% descenso de nacimientos espontáneos y un 16.9% en cesáreas.), al contrario que el día de San Valentín (3.6% incremento de nacimientos espontáneos y un12.1% en cesáreas. Después he encontrado numerosos artículos del posible impacto delos distintos empachos por los dulces o de cómo hacer Halloween igual de entretenidopara diabéticos.

Pero bueno, hablando de diabéticos no deja de ser una buena casualidad que esta semana haya salido un artículo en la revista Science Translational Medicine en la que presentan una nueva droga que presenta resultados más que prometedores frente a la diabetes. Si son diabéticos o tienen familiares con este desorden, atentos a la nueva molécula de doble acción frente a la diabetes que ya se ha probado en roedores, primates y humanos.

La novedad en este tratamiento es que han conseguido meter la acción de dos hormonas que responden de forma natural a los picos de glucosa, en un único producto inyectable que disminuye la cantidad de azúcar en la sangre y que parece producir menos efectos secundarios que los tratamientos actuales, ya que según Richard Di Marchi, responsable de la investigación realizada en la Universidad de Indiana, Estados Unidos, el 10-30% de las personas que reciben tratamiento frente a la diabetes con los fármacos actuales desarrolla problemas gastrointestinales.

Esta molécula quimera se une a los receptores de dos hormonas, GLP1 (Glucagon Péptido 1) y el Polipéptido insulinotrópico glucosa dependiente (GIP) y a pesar de tanto nombrecito todavía no le han puesto un nombre.

En humanos solo se ha observado la reducción esperable en los niveles de glucosa en sangre, pero en los estudios en ratón se ha visto que además esta molécula podría también disminuir el peso de los ratones, siendo una herramienta potencial para tratar la obesidad.

Aunque ya lleva un largo recorrido en diversos modelos animales todavía quedan unos añitos y varios ensayos clínicos para que llegue a sus farmacias, pero que se sepa que se está trabajando en ello.

Y para seguir hablando de fechas… Es Lunes 4 de noviembre, empieza a hacer frío, nos han cambiado la hora, ya se nos echa la noche encima en seguida y, la verdad, la cosa se pone bastante más triste. Pues bien, no huyan de ese sentimiento, que no les dé ningún remordimiento sentirse tristes porque según múltiples estudios científicos revisados esta semana afirman que ser triste vale para muchas cosas.

Según John Forgas, psicólogo de la Universidad de New South Wales en Sidney que ha revisado en un artículo llamado “Don´t Worry, Be Sad!” para Current Directions in Phycological Science múltiples estudios científicos realizados en humanos evidencian que estar triste nos ayuda a 1. Recordar de forma más definida los detalles de incidentes de los que hayamos sido testigos. 2. Mejora la selección de personal ya que nos fijamos en menos estereotipos y nuestras primeras impresiones son más reales. 3. Pensamos de una forma más detenida 4. Estar triste te hace estar más predispuesto a trabajar, te comunicas de una manera más persuasiva y eres más justo en la toma de decisiones.

Estar triste además, incrementa la preocupación que tenemos en los que nos rodean y aumenta la calidad de nuestras comunicaciones porque vamos más al grano.

Así que recuerden, hasta de estar triste se saca algo.

Hoy, para no hacerle un feo a los días anteriores, vamos a inagurar una nueva subsección [Audio: Super Freak: Rick James http://www.youtube.com/watch?v=QYHxGBH6o4M ]

La ciencia más freak

Porque creo que no hace falta aclarar que los científicos podemos ser muy, pero muy freaks – Vean si no múltiples ejemplos en The Big Bang Theory- esta sección la llenaremos de ejemplos más o menos lamentables de “fricadas” científicas.

Cuando hablamos al principio de la sección de Halloween omití voluntariamente que en la búsqueda de información para las noticias de hoy me tropecé con unos genes que se llamaban, los genes “Halloween” Sí, hay unos genes que se llaman así. Son genes que están involucrados en el desarrollo de la mosca del vinagre, Drosophila melanogaster. Y es que resulta que hay mucho científico Friki que le pone nombres raros a los genes en vez de soltarles el nombre del descubridor como se hacía antiguamente con las enfermedades.

He encontrado una lista bastante completa de estos nombres:

Tinman (el hombre de hojalata del mago de Oz, que regula el desarrollo cardiaco en la mosca del vinagre Drosophila melanogaster)

Genes Ken y Barbie (que regulan la aparición de genitales) Así, las moscas mutantes para esos genes parecen dichos muñecos por la ausencia de genitales externos.

El gen Hamlet está involucrado en la formación de las células musculares 2b “tú-bi” del To be or not to be; la famosa frase de la obra de Shakespeare.

No sé si recordarán este corte de la película “Los caballeros de la mesa cuadrada” de los Monty Python [Audio: 7:28- 7:34 de http://www.youtube.com/watch?v=dz-PoQ5BUSQ]

Pues bien, el famoso “No estoy muerto” en inglés “Im Not Dead Yet” o como se le conoce normalmente como INDY es el nombre que le pusieron a un gen que provoca una vida anormalmente larga en las moscas.

Clark Ken, Superman, o Kriptonita son genes de una planta modelo llamada Arabidopsis Thaliana. En la que la mutación Clark Ken es la que produce un incremento en el número de estambres pequeño, el gen Superman un gran incremento y mutaciones en el gen Kriptonita, como es de preveer, anula las de los genes Clark Ken y Superman.

Drácula. La mutación en el gen drácula hace que los peces Zebra o Danio rerio sean altamente susceptibles a la luz, que hace que se lisen sus glóbulos rojos y mueran, como le pasaría al famoso conde.

Casanova. Es un gen cuya mutación causa la aparición de dos corazones en el pez Danio retio o Pez Zebra.

Por último, me despido con la mutación más rockera de todas, Cuando de nuevo los peces Zebra tienen esta mutación, sus otolitos, las piedras que les ayudan a controlar el equilibrio, están rodadas a otras zonas anormales.

Y sí, efectivamente, como se han desplazado las piedras, la mutación no podía llamarse de otra manera que: Rolling Stones [Audio: Rolling Stones- Satisfaction: http://www.youtube.com/watch?v=3a7cHPy04s8 ]

Share

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Brócoli, Oreo y…Gorgojos

[Aquí, el audio de la sección de esta semana en Las Mañanas de RNE con Alfredo Menéndez y Javier Capitán]

Nos pegamos media vida intentando montar una dieta sana y equilibrada y un régimen que funcione para el verano peeeeeero siempre tienen que aparecer noticias científicas que nos estropean esas verdades universales que teníamos ya grabadas a fuego. Porque resulta que hay colesterol bueno y malo y ahora el pez que daba el malo pues no lo es tanto y así seguiremos mientras que la ciencia siga su avance.

Pues bien, esta semana es una de esas semanas de noticias científicas para hablar de lo que nos metemos en la boca.

Resulta que un grupo de investigación de la Universidad de Georgetown en Washington DC, USA acaba de descubrir que la clave para sobrevivir a un desastre nuclear está en el brócoli. Sí, en en el brócoli.

Esta vez no ha aparecido en Nature ni Science pero sí en la también prestigiosa revista Proceedings of the Royal Academy of Science o PNAS.

Se ha observado que después de comer brócoli nuestro estómago está muy enriquecido en un compuesto llamado 3,3, diindolylmetano o DIM. Este compuesto ha sido estudiado en numerosos estudios como anticancerígeno, pero las radiaciones ionizantes son palabras mayores.

El experimento con el que han demostrado el papel antinuclear del compuesto consistía en someter a ratas a dosis letales de rayos gamma, que matan a los animales en unos 10 días. Pero si justo después de las dosis letales les inyectaban DIM, los animales pasaban los 30 días y parecían bastante sanos.

Por lo que, apunten, señores y señoras para sus dietas coles de bruselas, sanas, no engordan, y pueden alejarles del cáncer y de una muerte por sobredosis de radioactividad. Hasta que la ciencia demuestre que tienen otros efectos nocivos y que no eran para tanto…todas suyas. Ahora, ojo, que basta con que en la radio se diga algo así para que la gente le meta Brócoli a todo. Coman lo normal y de todo, que no vivimos en Fukushima.

Lo que si sabemos que no hace mucho bien son las galletazas de chocolate. Grasa y azúcar no parece muy buena combinación para ninguna dieta sana aunque nos llamen mucho más la atención que el brócoli. Pues bien, mucho ojito porque, por ejemplo, las famosas galletas Oreo podrían ser más adictivas que la cocaína o la morfina o, por lo menos, así lo son para las ratas.

En una investigación liderada por Joseph Roederer del instituto Conneticut College se han realizado experimentos de adicción en estos roedores utilizando la famosa marca de galletas así como distintas drogas para comparar el nivel de adicción de las mismas.

El experimento ha dado un resultado algo escandaloso que está inundando la red; y es que las ratas se vuelven locas por estas galletas negras y además suelen reclamarlas más que algunas drogas. Lo que empezó como un experimento para denunciar la adicción que muchas personas tiene al azúcar y a determinadas grasas podría complicarse para la marca de galletas.

No sé si se acordarán del anuncio en el que una niña le enseñaba a su padre a comerse una galleta de esta marca…

            [Anuncio http://www.youtube.com/watch?v=09AEsWmL_c4]

 …pero lo más curioso que sacan del estudio “aunque no es una evidencia estadísticamente significativa” es que las ratas se las comen como nosotros, primero las abren, se comen la nata y luego…la galleta.

Cuando los investigadores miraron las células que inundan en “núcleo del placer” en el cerebro en búsqueda de c-FOS, un marcador de activación de cuántas células se “congratulan” de que les des azúcar o droga, vieron que se activaban muchas más neuronas con las Oreos que con cocaína o morfina.

Hasta aquí las noticias de la semana, ahora pasamos a una nueva sección [Audio: Plage: Cristal Fighters http://www.youtube.com/watch?v=eV_LTi4Haf4] –es lo que tiene estar empezando- que vamos a llamar:

Increíble pero… Falso

(Hoooooooy: La cadena del Gorgojo)

En la sección hablaremos de todo tipo de pseudociencias que inundan la red, sobre terapias increíbles…y bien falsas que no tienen base científica…ni desperdicio.

Hoy que hablamos de comer y de dieta…vamos a hablar de coleoterapia: la curación por comer Gorgojos. Sí, gorgojos. Esos escarabajos chiquititos que crecen en la harina y el pan. Palembus Ullomoides Dermestoides (es su nombre científico).

“Estos coleópteros, científicamente llamados tenebriónidos, forman parte de una terapia complementaria que no cuenta con sustento científico hasta el momento”.

La coleoterapia nació, hace cuatro años en Argentina, de manos de una analista de sistemas misionero, Rubén Dieminguer, quien hoy lleva adelante la Fundación Avanzar -en la ciudad de Oberá- y fundó la Cadena del Gorgojo. Fuentes poco fiables dicen que alrededor de 150.000 personas en Argentina comen estos insectos a diario.

Esta terapia tan poco convencional exige que los gorgojos -que miden cinco milímetros- se consuman vivos, sin morderlos, con agua o mezclados con yogur, leche, miel, helados, gelatina o dentro de cápsulas vacías que se consiguen en droguerías o farmacias.

“Todavía no tiene bases científicas. Pero no es un tratamiento, es una terapia complementaria al tratamiento médico, por eso nadie tiene que dejar de lado la medicación tradicional

Si lo buscáis en Internet veréis que se utilizan para curar el cáncer y el sida. O el cáncer y la diabetes. O el cáncer y la presión arterial. O para el cáncer y el Parkinson. O para la sanación corporal. O para todo esto todo junto.

El sistema para consumirlos es de la manera siguiente: El primer día te tomas uno (vivo), el siguiente dos, y así exponencialmente hasta completar 70. Luego bajas de igual manera hasta uno. Tratamiento que consiste en la ingesta de unos 4900 tenebriónidos durante 140 días.

Si buscas en bases de datos de biomedicina: Palembus Dermestoides solo salen 5 resultados. 4 son de descripción biológica del bicho y una es…”Aphrodisiacs past and present: a historical review” En la que se cuenta que este tipo de bichos se tomaban como afrodisiacos así como otros escarabajos y que en múltiples casos existía un aumento de distintas enfermedades asociados al mismo.

Esta sección la vamos a terminar con un apunte que decía siempre Tim Minchin, escéptico y músico, ¿Sabéis cómo se le llama a una medicina alternativa cuando en realidad funciona?:

MEDICINA.

Share

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Jet Lag, ratones y un Triángulo de Amor Bizarro

En RNE, han tenido a bien extender mi colaboración del verano, al año entero. Dos Lunes al mes estaré en Las Mañanas, con Alfredo Menéndez y Javier Capitán montando una sección de ciencias particular. La primera parte irá de noticias, la segunda…de historias diferentes de científicos o de terapias. Pero diferentes. Os dejo, como siempre, el link al podcast de RNE (Quinta hora, aprox 30´) y el guión que me llevé puesto. No se olviden que para que este guión funcione en la radio contamos con la ayuda inestimable de Paula Aller.

¿Quién no ha sufrido Jet Lag después de un largo viaje atravesando zonas horarias? Puede durar horas o días y es una molestia para los turistas que salen de viaje, ungolpecito más para el síndrome post vacacional cuando uno vuelve, o peor, una torturaconstante para los que, por desgracia, tienen que cambiar frecuentemente entre elturno de día y de noche. Pues bien, esa molestia está cerca de ser erradicada.

Los investigadores Yoshiaki Yamaguchi y Toru Suzuki del Departamento de Biología de Sistemas de la Universidad de Kioto han conseguido generar unos ratones genéticamente modificados que son resistentes al Jet Lag. La investigación, publicada el viernes pasado (4 Octubre) en la prestigiosa revista Science, alberga esperanzas para un futuro  tratamiento para este famoso desorden en nuestro ciclo circadiano.

Los cambios en la fisiología y nuestro comportamiento dependen del tic tac de nuestro reloj circadiano. Es algo que tenemos grabado a fuego en nuestra rutina y que nos traen entre otros, trastornos de sueño y digestivos. Pues bien, más que grabado a fuego en nuestra rutina, lo tenemos grabado a fuego en una pequeña agrupación de células que forman el núcleo supraquiasmático, en lo más profundo de nuestro cerebro. Esto ya era conocido anteriormente, pero qué células en concreto y qué molécula lo producía, se mantenía entre interrogantes.

El grupo dirigido por Hitoshi Okamura ha descubierto que lo que producen estas células es vasopresina, una hormona que controla la retención de fluídos así como la contracción de los vasos sanguíneos en nuestro organismo, también está detrás del mantenimiento de nuestro ciclo circadiano.

El grupo japonés ha conseguido generar ratones genéticamente modificados que no tienen los genes V1a y V1b, que producen los receptores para la vasopresina en cerebro, anulando así el efecto de la vasopresina solo a nivel cerebral.

En sus experimentos han visto que a ratones sometidos a un cambio horario equivalente a volar desde Nueva York a Moscú (8 horas de cambio) necesitan alrededor de 10 días para adaptarse completamente al nuevo horario. Sin embargo, los ratones V1a-/V1b- necesitaron de dos a cuatro días. Además, han estudiado los genes que se ven más influenciados en estos cambios que se encuentran en el cerebro, el hígado y los riñones.

Los investigadores también estudiaron esas neuronas del núcleo supraquiasmático y vieron que estaban altamente coordinadas siguiendo un patrón mientras que en los ratones transgénicos se perturbaban más fácilmente. Es la vasopresina, pues, la que mantiene ese rígido orden del tiempo que nos provoca el jetlag.

¿Pero cuando tendremos un fármaco para humanos? Los investigadores también han diseñado y presentado unos inhibidores que interfieren con la vasopresina en el cerebro, y esos compuestos son los que tienen todos los papeles para llegar a la farmacia en un futuro. Ya veremos cuanto tarda esto último en suceder.

Y ahora, para la segunda parte de la sección: [Audio: You Want it, Gringo Star]

Porque los científicos no somos solo cerebros con bata. Porque no todo es hacer experimentos. Porque hay vida fuera del laboratorio, y, en algunos casos, esa vida es muy turbia arrancamos con:

Culebrones de la ciencia

(En el capítulo de hoy: Tengo que matar a Colleen)

Hoy que hablamos de jet lag y de viajes vamos a rescatar una historia que sucedió en un viaje. Un viaje de Houston a Orlando, al aeropuerto de Orlando para ser más precisos. Pero no se engañen, no fue un vuelo, fue un largo viaje en coche.

No sé si recordarán un capítulo de los Simpson en el que Homer tiene problemas con Mou, roba un carrito de libros de la cárcel y baja una cuesta diciendo:

http://www.youtube.com/watch?v=d05XlBPHEds “Voy a Matar a Mou”

Pues lo mismo decía Lisa Nowak, salvo que ella decía “Tengo que matar a Colleen, tengo que matar a Colleen” (Lo del weee no lo sabemos).

Resulta que un tal William Oefelein, estaba a la vez, manteniendo una relación con Lisa Nowak y con Colleen Shipman. Hasta aquí una historia más o menos normal. Lo menos corriente en este triángulo amoroso es que William Oefelein y Lisa Nowak trabajaran en la NASA, eran astronautas miembros de la tripulación espacial del Discovery en el año 2006 (aunque viajaron en distintas fechas) y que Colleen Shipman era también piloto del ejército americano.

Lo que no es tan corriente tampoco es que después de pasar todos los psicotécnicos que uno pasa para salir al espacio, Nowak hiciera 1500 kilómetros armada con gas pimienta, bolsas de basura y algunas armas para atacar a Shipman a su llegada en un vuelo a Orlando. Todo esto, además, con un pañal puesto –bueno, pañal no, una “prenda de máxima absorción” de la NASA – para no tener que parar y poder llegar a tiempo.

Al final Lisa Nowak solo roció a Colleen Shipman con el spray de pimienta y no pasó nada que no se arreglara con una orden de alejamiento y un tiempito de prisión para Nowak. Pero valga esta historia para mostrar que en la ciencia, como en la música, también hay triángulos de amor bizarro.

 http://www.youtube.com/watch?v=k45WRjCxiD4

Share

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Ideas innovadoras para salvar la ciencia en España

No, no es un post para enumerar lo que se me haya ocurrido a mí. Es un post “save the date” para que el 19 de Septiembre, junto con la gente de Materia, propongáis ideas para salvar este barco que se hunde entre todos.

Os contaría yo, pero mejor os copio y pego la información que dio Materia en su momento:

Materia, la web de noticias de ciencia, tecnología, salud y medio ambiente, que acaba de cumplir un año de vida, pone en marcha una iniciativa pionera para buscar e identificar ideas innovadoras que contribuyan a impulsar la ciencia en España.

Materia ha abierto un espacio en su página web  donde invita a sus lectores a comentar cuáles son las razones prácticas por las que creen que la ciencia nos cambia la vida y, por tanto, se necesita seguir apostando por ella. El equipo de Materia actualizará y revisará los contenidos durante los dos próximos meses, con los comentarios, precisiones y aportaciones de los lectores, y el día 19 de septiembre celebrará su primer Encuentro Materia “Salvemos la Ciencia” para exponer y debatir sobre las propuestas recogidas en la web.

En el evento, que tendrá lugar en el CaixaForum Madrid, participarán cuatro miembros del Consejo editorial  de MateriaPedro Alonso, director del Instituto de Salud Global de Barcelona y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2008; Miguel Delibes de Castro, presidente del Consejo de Participación de la Estación Biológica de Doñana (CSIC); Manuel Lozano Leyva, catedrático de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Sevilla y Carlo Frabetti, escritor, divulgador y guionista.

Junto a ellos, intervendrán en el acto –organizado con la colaboración de la Obra Social La Caixa- otros tantos lectores de Materia que hayan aportado ideas prácticas e innovadoras que sirvan para mejorar la gestión de la ciencia, impulsar la innovación y ayudar a divulgar las ventajas de una sociedad que apuesta por la ciencia y la tecnología, y que serán elegidos por el equipo editorial de Materia. A continuación, se producirá un debate entre los consejeros, lectores y asistentes al acto. El debate será ofrecido en directo vía streaming por Agora News, colaborador del acto

Materia ofrece información diaria de ciencia, tecnología, salud y medio ambiente. En el primer año de vida, ha publicado unas 750 informaciones y 90 vídeos sobre más de 500temas diferentes, en los que ha consultado a cientos de investigadores y ha generado miles de comentarios entre sus lectores.  Como señala Patricia Fernández de Lis, directora de Materia, “de todo lo publicado, sin duda el tema que más noticias y debates ha suscitado en nuestra comunidad de lectores, articulistas y republicadores ha sido cómo seguir innovando e invirtiendo en ciencia y tecnología en un entorno de crecientes dificultades económicas.  Y nos parecía necesario contribuir desde Materia al desarrollo de la I+D+i en España implicando a nuestros consejeros editoriales y a nuestra comunidad de lectores en la discusión”.

Con el propósito de que estidea no se quede, simplemente, en la celebración de un evento, Materia editará un documento en formato ebook recogiendo las mejores ideas, sugerencias, comentarios recogidos en la web y en el debate, que estará disponible para su descarga en la web de Materia.

Sobre Materia

Materia es la web de noticias de ciencia, tecnología, salud y medio ambiente en español con mayor audiencia activa: nuestras noticias llegan a más de 30 millones de lectores al mes gracias a sus más de 200 medios republicadores, en España y América Latina. Los contenidos de Materia, caracterizados por su rigor y calidad, pueden ser publicados de forma gratuita por cualquier medio que se publique en español. En tan solo un año, además, Materia ha reunido más de 80.000 seguidores en redes sociales, y su redacción, experimentada y multipremiada, colabora también con medios del prestigio de las revistas Nature o Science.

Me entero además ahora mismo de que Materia acaba de arrancar una plataforma de donaciones con la que podéis suscribiros y seguir manteniendo el mejor diario de ciencias en Español. Podéis donar aquí: Matería/Dona

Share

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Superhéroes de la Ciencia #4: Snakemen

[En Superhéroes de la ciencia nos vamos a dedicar a la caza, captura y examen científico minucioso de personas con superpoderes. De personas extraordinarias con poderes extraordinarios. Porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad; pero seguro que tiene una mutación detrás…y vamos a encontrarla.]

Hasta la fecha en superhéroes de la ciencia hemos hablado de superhéroes mutantes. Personas que nacían ya especiales y cuyos superpoderes venían de serie encerraditos en su genoma. Pero en el mundo de la ciencia ficción no siempre ha sido así. No todos los superhéroes tienen el don de nacer especiales como Supermán; los hay como Spiderman, que adquieren sus superpoderes por la picadura de una araña.

Pero no es de picaduras de araña de lo que vamos a hablar hoy…sino de mordeduras de serpiente. Y de su veneno. Mucho veneno.

El primer protagonista el día de hoy se llama William Haast y era de los pocos seres humanos cuyo superpoder consistía en ser resistente a la mordedura de las serpientes. Y no le vino de serie. William Haast se hizo resistente al veneno de serpientes mortales debido a que, durante su larga vida Haast llegó a administrarse veneno de 32 especies de serpientes, a sí mismo, de forma voluntaria. Gracias a esta práctica sobrevivió a las más de 170 mordeduras letales de serpientes que acumuló durante su vida.

Pero, ¿cómo es posible que te muerdan tantas serpientes?

Las primeras dos serpientes que mordieron a Haast fueron de pequeño, con 12 y 13 años. Tras sobrevivir a las picaduras no solo no les cogió fobia, sino que se obsesionó con ellas hasta el punto de querer tener serpientes de todas las especies. Y durante toda su vida –cosa que le costó hasta el divorcio con su primera mujer- llego a coleccionar tantas que abrió un zoo de serpientes, el Serpentarium de Punta Gorda en Florida, Estados Unidos.

Desde los años 20 y 30 se luchó activamente por conseguir antídotos para la mayoría de las serpientes venenosas. ¿En qué consisten los antídotos? Los antídotos son ni más ni menos, que suero extraído de la sangre de animales a los que se les ha inoculado el veneno de las serpientes. El veneno está compuesto de proteínas que son extrañas para el animal al que se le inocula, y por ello, produce una respuesta inmunológica frente a dichas proteínas, sobre todo anticuerpos. Estos anticuerpos son capaces de unirse a las proteínas del veneno, impidiendo que hagan su efecto.

Si las dosis son suficientemente bajas la respuesta inmune controlará la “infección”, en caso contrario el animal morirá en minutos. Básicamente lo que se hace es vacunar frente al veneno, salvo que en este caso la vacuna es altamente peligrosa. De hecho hay varias vacunas que no buscan protegerte frente a microorganismos enteros, sino frente a los toxoides que producen, como es el caso del tétanos o la difteria.

Pero…¿cómo las serpientes pueden morderse y no morir por ello?. Lo típico de te-muerdes-la-lengua-y-te-envenenas. ¿Por qué no es posible?  

Las neurotoxinas de las serpientes se unen a receptores en los músculos y provocan la parálisis de los animales a los que muerden. Pues bien, las serpientes tienen exactamente los mismos receptores de neurotransmisores a los que se unen las neurotoxinas…pero modificados. Tienen algunas mutaciones en ellos que hacen que los neurotransmisores sigan funcionando, pero que no se pueda unir el veneno.

Siguiendo con los antídotos…alguien tenía que ordeñar a las serpientes para extraerles el veneno. Y a eso se dedicaba Bill Haast. Su Serpentarium fue el sitio de referencia donde se extraía veneno para los laboratorios de investigación en antídotos. Para eso había que jugársela, cogerlas vivas de la cabeza y hacer que mordieran un vaso con una membranita. En ese intento muchos murieron.

Pero Haast fue incluso un paso más allá. Pensaba que los venenos de las serpientes, además de proteger e inmunizar frente a futuras picaduras, tenían otras aplicaciones biomédicas. De hecho estaba convencido de que el veneno de serpiente podría utilizarse como cura para el tratamiento de enfermedades como la polio.

A pesar de que realizó numerosos ensayos en millares de personas junto con médicos de Miami, en 1980 la FDA (Food and Drug Administration) prohibió la utilización del veneno de cobra como opción terapéutica para humanos debido a deficiencias en su obtención.

Pero como decíamos William Haast no es el único superhéroe resistente al veneno de las serpientes. Uno de los casos más famosos es el de Tim Friede, que decidió, ya que no había antisuero para la Mamba negra, pincharse veneno de los 4 tipos de mambas y de 4 tipos de cobras, llegando en varias ocasiones a entrar en shock por ello.

Harold Mierkey fue con Haast de los más famosos puesto que dicen que era prácticamente inmune a todos los venenos de serpiente. Entre que se administraba veneno de todo lo que pillaba y que el veneno de varias serpientes tiene componentes comunes y ser inmune a una especie, a veces te protege frente a otras especies emparentadas…

El más joven de los concidos como Immunizers es Steve Ludwin, que ha protagonizado un documental denominado “The Man Who Inyects Venom” en los que además de enseñar heridas de guerra presume de su aspecto juvenil, y de no haber sufrido enfermedades en los 20 años que lleva inyectándose veneno, exactamente los mismos beneficios que decía tener Haast que vivió hasta los 100 años y nunca tuvo un resfriado.

Pero siempre intentamos que nuestro superhéroes sean lo más superhéroes posibles, y con ello, que salven vidas. ¿Ha podido salvar William Haast o cualquiera del selecto club de los “Inmunizers” la vida de otra persona que no sea la suya misma? La respuesta es que sí. De hecho están hasta contadas: Bill Haast ha salvado la vida de 21 personas que sufrieron mordeduras de serpientes para las que no había antídoto a mano, tratándolas directamente con suero extraído de la sangre de Haast.

Y antes de acabar, sepan que estas prácticas son sumamente peligrosas, que más de uno de estos superhéroes ha estado apuntito de morir en el acto –de superhéroes está lleno el cementerio- así que, como suele decirse: no intenten hacer esto en sus casas.

http://www.youtube.com/watch?v=4WvnjCkLbvY ]

Recursos:

Un documental de los 50 que habla de Bill Haast y la polio.

http://www.youtube.com/watch?v=MWBtgxbtj1M

Aquí un documental de Steve Ludwin:

http://www.youtube.com/watch?v=8q_m-rDUNw0

Share

Posted in Superhéroes de la ciencia | 3 Comments

Superhéroes de la ciencia #3: Las supermemorias

[En Superhéroes de la ciencia nos vamos a dedicar a la caza, captura y examen científico minucioso de personas con superpoderes. De personas extraordinarias con poderes extraordinarios. Porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad; pero seguro que tiene una mutación detrás…y vamos a encontrarla.]

(El podcast de esta entrada lo tenéis ya colgado en la web de RNE)

Suele decirse que somos nuestra memoria, que somos lo que recordamos. Si eso es cierto, qué menos que superhéroes tengan por lo tanto memorias a su altura ¿no?

Si hay una cualidad que puede hacerle la vida mucho más fácil a un superhéroe es tener toda la información a su alcance sin tener que consultarla. Poder seguir sus archienemigos por las calles conociéndolas a la perfección. Recordar todas las luchas, hacia qué lado pega cada malo maloso en todas y cada una de las disputas pasadas con nitidez cristalina. Pero claro, para eso habría que memorizar todo el pasado, o mucho mejor, no olvidarlo.

¿Existen personas que no olvidan en la vida real? ¿Existe este superpoder? Pues sí, por raro que parezca, hay personas que no olvidan nada. Pero nada de nada. Y curiosamente existen casos reales pero no un superhéroe en la ficción que tenga este superpoder.

Bueno, a no ser que nos quedemos con Funes el memorioso, del cuento de Borges. El resto de los superhéroes, cuando tenían mucha memoria era fotográfica y no es de la que vamos a hablar hoy.

Nuestros superhéroes de la ciencia se llaman hiperemnésicos y el número de casos puede contarse con los dedos de las manos. Su superpoder es tener una memoria autobiográfica superior a la media. No les pregunten todos los ríos de España, pregúntenles qué hicieron el 7 de abril de 1974. Ellos contestarán que era Domingo y empezarán a contarles cómo iban vestidos, qué vieron por la tele. Esos detalles que todos olvidamos. Y así con todos los días de su vida.

El más conocido y antiguo caso, nuestro primer protagonista de hoy, es Solomon Shereshevsky.

Con 29 años Solomon Shereshevsky empezó a trabajar como periodista en el Moscú de los años 20 y su director en el diario se fascinaba con que no necesitara papel y boli para apuntar las directrices y los datos de cada día. De hecho su supervisor llegó a reprenderle por este hecho y fue cuando se dio cuenta de la maravillosa mente de Shereshevsky. Bueno, cuando ambos se dieron cuenta ya que el mismo Solomon no pensaba que tuviera ninguna característica por encima de la media. Fue la sorpresa del director cuando Shereshevsky repitió palabra por palabra todo lo dicho en la reunión cuando el jefe alucinó. Lo puso entonces en contacto con un reputado neurólogo llamado Alexander Romanovich Luria, quién estudió a nuestro superhéroe durante 30 años escribiendo al final un libro con el ingenioso título de “Un pequeño libro sobre una gran memoria”.

Pero no es el único libro que se ha escrito sobre personas que no pueden olvidar. En “La mujer que no podía olvidar” (The woman who can´t forget) descubrimos a toda una superheroína de la memoria autobiográfica, y su nombre es Jill Price.

James McGaugh es un investigador de la Universidad de California que lleva varios años investigando a Jill Price y a otras personas con Super Memoria Autobiográfica.

 http://www.youtube.com/watch?v=SoxsMMV538U

Con él nos adentramos en ciencia que tienen detrás. En un estudio del equipo de McGaugh publicado en la revista Neurobiology of Learning and Memory y como muestra el equipo de investigación en un documental de la CBS meten a 5 supehéroes de la memoria autobiográfica –Marilu Henner, Bob Petrella, Rick Baron, Brad Williams y Louisse Lowen- en un escáner de Resonancia Magnética y según el neurocientífico Larry Cahil en función del estudio de las cantidades de materia gris/matería blanca, descubren áreas del cerebro más desarrolladas en estas personas. Lo que mostraba el estudio es que estos individuos tenían el lóbulo temporal –que de normal se encarga de la memoria, ninguna sopresa pues- y el Núcleo Caudado, que de normal se encarga de almacenar las habilidades que aprendemos, mucho más grandes de lo normal.

El tamaño de estas zonas en personas con memorias autobiografícas es 7 u 8 veces superior al de personas normales.

El núcleo caudado está afectado en algunos transtornos como el OCD (Obsessive Compulsive Disorder) que también parecían tener algunos de los pacientes del estudio, que apuntaban todo lo que hacían a diario u ordenaban todas sus cosas de forma excesiva.

Se les está buscando alguna anomalía genética, pero por ahora son muy pocos casos y no se encuentra ninguna correlación clara. Pero empiezan a surgir patrones, pistas. Normalmente nosotros recordamos las cosas que emocionalmente nos mueven. De hecho McGauch muestra varios experimentos en roedores en que los que muestra que la adrenalina ayuda a fijar la memoria. Así separamos lo importante de lo que no lo es. Esta gente recuerda todo sin necesidad de adrenalina. Y otra observación sin explicación es que todos los varones son zurdos.

Como casi todos los superpoderes de los que hablamos puede ser una gran arma de doble filo. Mantener ese gigantesco archivo en nuestra memoria no facilita operaciones sencillas. Shereshevsky tenía grandes dificultades para mantener una simple conversación, expresar deseos y tomar decisiones. El problema era que en esos casos, en su mente se agrupaban tantos conceptos, cifras e imágenes que le hacían casi imposible relacionarse, mantener un hilo argumental y enfrentarse a una elección. El resto de los pacientes estudiados por McGaugh no tenían ese problema, pero, salvo uno, estaban todos solteros. ¿Tendrá que ver con discutir con alguien que se sabe todas las discusiones de memoria?

En el caso de Solomon su hipermnesia estaba, además, ligada a una percepción muy aguda de sinestesia, un trastorno poco frecuente que mezcla los sentidos. Así, por ejemplo, Shereshevsky afirmaba que “sentía el sabor y el peso de las palabras”, una cualidad que le resultaba muy útil a la hora de recordar datos, situaciones y cifras, pero que le entorpecía cualquier otra acción, como comer con una música poco apropiada o hablar con determinadas personas cuyo tono de voz le resultaba desagradable para otros sentidos. “En una ocasión quise comprar un helado. Me acerqué al vendedor y le pregunté qué sabores tenían. Helado de frutas, me dijo. Sin embargo, a mi mente llegaron visiones de tonos carbón, cenizas… y no me atreví a comprar ningún helado”.

Lo mejor que tienen estos superhéroes es el pensar que tienen que hacer de cada día de sus vida algo especial, porque ya que van a recordarlo sí o sí, prefieren que pase algo impresionante. Así como recomiendan vivir cada día como si fuera el último, gracias a estos superhéroes de la ciencia podemos aprender a vivir cada día como si fuéramos a acordarnos de él, además, siguiendo esta filosofía casi seguro que lo que hagamos merecerá tanto la pena que hará que nos acordamos de él.

Links:

El hombre con más memoria -Revista Quo

Share

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Superhéroes de la Ciencia #2: Superhéroes seropositivos.

[En Superhéroes de la ciencia nos vamos a dedicar a la caza, captura y examen científico minucioso de personas con superpoderes. De personas extraordinarias con poderes extraordinarios. Porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero seguro que tiene una mutación detrás. Y vamos a encontrarla.]

Aquí el Audio de esta entrada.

Earvin Effay Johnson, Jr., más conocido como «Magic» Johnson, es un ex jugador de baloncesto estadounidense, considerado uno de los mejores de la historia que militó en Los Angeles Lakers hasta 1991. El 7 de noviembre de 1991, convocó una rueda de prensa que conmocionó al mundo deportivo, cuando anunció que estaba infectado por el virus VIH y que se retiraba del baloncesto. Descubrió su enfermedad cuando dio positivo en los análisis del VIH de un seguro de vida. Pero lejos de mensajes negativos, sorprendió al anunciar su felicidad de que su esposa Cookie y el hijo que ambos esperaban no estaban infectados y que iba a dedicar su vida a luchar contra esta enfermedad. En tiempos en los que el SIDA terminaba con vidas por doquier en un par de años y antes de que salieran al mercado los fármacos antiretrovirales, la opinión pública admiraba el gran estado físico del deportista, quién no mostraba ningún síntoma de tener la enfermedad.

Al mismo tiempo, varias personas diagnosticadas con VIH, junto con algunos científicos disidentes, ponían en tela de juicio la relación entre el VIH y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA ya que ellos, sin tratamientos, estaban bien. Uno de los ejemplos más famosos fue Christine Maggiore una empresaria que tenía 34 años cuando fue comunicada que había sido infectada por el VIH. La vida de Maggiore cambió cuando, dos años después, conoció a Peter Duesberg, un virólogo de la Universidad de Berkeley, en California, que llevaba años dándole la espalda a la comunidad científica y negando que el VIH causara el sida. Tras años sin desarrollar la enfermedad, y después de realizarse diversos tests con resultados contradictorios, Maggiore lo tuvo claro: decidió montar una asociación llamada Alive & Well, que vendría a ser en español “vivitos y coleando” que incluía a personas diagnosticadas con VIH que no desarrollaban la enfermedad. La asociación consideraba a Christine, y a otros individuos con características similares, las pruebas en carne y hueso de que el VIH no era el agente causante del sida. De hecho numerosos artistas apoyaron esta iniciativa, como la banda de grunge Foo Fighters, quienes llegaron a tocar en conciertos benéficos para Alive&Well. Lo que Christine no sabía es que la inmensa mayoría de las personas que servían de ejemplo de las teorías negacionistas podrían corresponderse con lo que hoy conocemos como “long term non progressors” o “controladores a largo plazo”, individuos que no necesitan en primera instancia los fármacos antirretrovirales para controlar la infección.

Christine Maggiore en brazos de los miembros de Foo Fighters

La comunidad científica lleva años estudiando a estos individuos, ya que en su organismo guardan las respuestas a una futura terapia frente al sida. Tras años de investigación, sabemos que esos pacientes tienen diferencias genéticas que les permiten evitar la entrada del virus en su célula diana, los linfocitos CD4. Estas células son cruciales, ya que su destrucción por parte del virus es la responsable de la inmunodeficiencia severa que caracteriza la enfermedad.

La forma de evitar esa entrada varía de unos individuos a otros. Algunos son capaces de desarrollar anticuerpos especiales llamados neutralizantes (Pg9, PG16) que lo que hacen es que el virus sea incapaz de llegar a estar en contacto con las células que quiere infectar; y otros tienen una mutación (conocida como delta32) en el gen que produce una proteína que utiliza el virus para entrar en la célula, el receptor CCR5. El CCR5 es como si fuera la cerradura que abre las puertas a los virus del sida. Con la cerradura rota, el virus no puede entrar y se queda en tierra de nadie.

Pero si hay algo que caracteriza a los superhéroes es su capacidad de salvar vidas. ¿Pueden salvar estos resistentes al SIDA la vida a alguien? Lo cierto es que sí. Timothy Ray Brown es la primera persona del mundo en curarse del SIDA. En 1995 fue diagnosticado con VIH pero al año, cuando se implementó la triple terapia consiguió estabilizarse. Años después, en 2006, y tras varios problemas de salud en los que tenía unas fatigas tremendas, se le detectó Leucemia Mieloide Aguda.

En estos casos se precisa de radioterapia y quimioterapia para eliminar los linfocitos tumorales así como los no tumorales y después se realiza un transplante de médula de un donante sano. En este caso el donante no sólo era sano, sino que también era resistente al sida. Un señor delta32 para CCR5.

Timothy Brown se convirtió, de golpe, en uno de nuestro superhéroes de la ciencia. Sin embargo no todos nuestros personajes tuvieron la misma suerte. Por lo visto el virus es capaz de salvar algunas de las barreras en algunos elite controllers y Christine Maggiore murió por neumonía, herpes y candidiasis, enfermedades que suelen causar la muerte en pacientes de sida. Seguir la doctrina de Duesberg no sólo le causó la muerte a ella, sino también a su hija Eliza Jane, quien tampoco recibió tratamiento. Y a muchos otros miembros de Alive&Well.

Al final, la leyenda de Magic Johnson como resistente al sida nunca se demostró, de hecho se ha escrito largo y tendido sobre que recibió triple terapia experimental mucho antes de que saliera al mercado, lo que podría explicar su buen estado de salud.

Share

Posted in Superhéroes de la ciencia | Tagged , , , , , , , , , | 2 Comments

Superhéroes de la Ciencia #1: La mujer sin miedo y los niños sin dolor

Hoy empiezo una colaboración en RNE, en Hoy Empieza Todo, con Ángel Carmona. “Superhéroes de la Ciencia” saldrá los miércoles, de 10am a 12am. ¡Sintonizad que da fresquito! Aquí os dejo la declaración de intenciones, el audio y el texto de la primera entrada:

[En Superhéroes de la ciencia nos vamos a dedicar a la caza, captura y examen científico minucioso de personas con superpoderes. De personas extraordinarias con poderes extraordinarios. Porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad; pero seguro que tiene una mutación detrás…y vamos a encontrarla.]

Si hay dos cosas que suponemos a los superhéroes es que no tienen miedo y que no sienten dolor, por lo menos no mucho. Los vemos en circunstancias peligrosas en las películas y en los comics sin pestañear, sin vacilar, sin temer. Y sobre les vemos recibir muchos, pero muchos golpes que retorcerían de dolor a cualquiera. ¿Existen personas así en la vida real?

En Superhéroes de la Ciencia nos gusta hablar de personas con nombre y apellidos, pero en este caso nos vamos a tener que referir a un caso único llamada “La paciente SM” y su nombre no está oculto por miedo a revelarlo, porque la paciente SM no sabe lo que es sentir miedo.

La paciente SM tiene una mutación en el cromosoma 1, en la posición 1q21, que afecta a una proteína de la matriz. En realidad 41 mutaciones distintas a lo largo del gen pueden desembocar en esta enfermedad. Esta mutación causa una alteración en un área del cerebro del tamaño y forma de una almendra: la amigdala. Los lóbulos temporales de la misma se calcifican y se termina produciendo un síndrome que se conoce como la enfermedad de Urbach-Wiethe.

Pero esa es la ciencia aburrida, la divertida fue cuando científicos examinaron la capacidad de tener miedo de la paciente. Hicieron varios experimentos que incluían el visionado de películas de terror, la manipulación de arañas y de serpientes; hasta le han llevado a una casa encantada. Y nada. La paciente no demostraba ni decía temer ninguno de los estímulos, al contrario que los individuos control –personas que no tenían la alteración genética-. De hecho en la casa encantada -a la que llevaron en Halloween- llegó a asustar a un animador de la misma.

El único momento en el que consiguieron inducir miedo a la paciente SM fue con CO2. Nuestro organismo responde también a la señal de alerta de que aumente considerablemente la concentración de este gas en sangre, y la forma de responder es muy parecida a la respuesta al miedo ya que es un síntoma de posible asfixia, es por ello que nos despertamos sobresaltados, por ejemplo, si se nos queda un brazo dormido en pleno sueño.

Con una mascarilla y una bombona con CO2 consiguieron aterrorizar a la mujer sin miedo, que admitió haber tenido una regresión a la infancia, única etapa en su vida en la que su amígdala todavía no había sido destruída y era capaz de sentir miedo. El estudio demuestra, según Nature, que algunas de las respuestas más primarias de alerta se producen al margen de la amígdala y que no es, como se pensaba, esencial para todos estos procesos.

2. Pero otra forma de no tener mucho miedo a las cosas es si las cosas no pueden hacerte daño. Casualmente, hay otros superhéroes de la ciencia que son mutantes en el mismo cromosoma que la paciente SM, de hecho muy cerquita del sitio dónde está la anterior mutación, en el mismo fragmento 1q21. Como le ocurre a Ashleen Blocker en Estados Unidos una niña cuyos padres se sorprendían porque era un bebé que apenas lloraba.

La llamada insensibilidad congénita, también conocida como CIPA, es causada por una mutación genética en el gen que codifica uno de los receptores del factor de crecimiento nervioso, que impide la correcta formación de las células nerviosas responsables de transmitir señales de dolor, calor, y frío al cerebro. Por ello los individuos que tienen la alteración ni sufren dolor, ni pueden sentir la temperatura. El exceso de calor causa la muerte de más de la mitad de los niños con CIPA menores de 3 años.

La CIPA es extremadamente rara, aunque aparezca frecuentemente en televisión en películas o en series como House o Anatomía de Grey –incluso hay una película reciente, “Insensibles”-, existen sólo 60 casos documentados en los Estados Unidos y más de 300 en Japón debido a que la enfermedad es más propicia en sociedades genéticamente homogéneas.

En Tezontepec de Aldama, Estado de Hidalgo, en México también se documentaron 6 casos en el año 2005 de este mal. Guillermo Ortiz y su hermano, Silverio Ortiz entre ellos. Algunos niños de Tezontepec llegaron a sacarse los ojos o a cortarse algún dedo “jugando”.

Volviendo al caso de nuestra niña, Ashlyn Blocker en un reportaje muestran todas las fotos de Ashleen conforme crecía y era muy raro encontrar fotos de cuando era niña sin vendajes, heridas y similares, porque siempre que jugaba terminaba dañándose de una manera u otra.

Así que aunque podamos encontrar ejemplos de superhéroes que no sienten dolor, aunque podamos encontrar ejemplos de personas que no sienten miedo; parece que estos superpoderes, en la realidad, no hacen más que traer problemas.

Aun así eso no signifique que estos superhéroes de la ciencia no puedan salvar vidas, o hacerlas más llevaderas. Hay muchas personas, como por ejemplo, militares cuyas vidas están marcadas por el miedo, por traumas de guerra, pesadillas… Si entendemos cómo el cerebro procesa el miedo, tal vez algún día seamos capaces de concebir tratamientos dirigidos a áreas seleccionadas del cerebro que permiten que el miedo se haga cargo de nuestras vidas.

Fuentes:

  1. La información: Consiguen asustar a la mujer sin miedo.
  2. Naukas: La Paciente SM
  3. RNE: S.M., la mujer sin miedo.
  4. Wikipedia: Urban-Wieche Disease, CIPA

Artículos científicos:

  1. The Human Amigdala and the induction and experience of fear
  2. Fear and Panic in Humans with Bilateral Amigdala Damage.
  3. The evaluation of autonomic nervous function in a patient with hereditary sensory and autonomic neuropathy type IV with novel mutations of the TRKA gene.

Share

Posted in Uncategorized | 5 Comments

Raras pero no invisibles

Creo que no hace falta remarcar la importancia del estudio de las enfermedades raras y los problemas a los que se enfrentan las personas que tienen la maldita mala suerte de ser esos pequeños números entre la multitud.

Dos investigadores postdoctorales han decidido, con mucho acierto, realizar un documental sobre las mismas para darles toda la visibilidad del mundo. Para que sean raras, pero no invisibles.

Están a puntito de conseguir la financiación necesaria mediante crowdfunding, y ya solo quedan 5 días para que termine la solicitud de aportaciones.

Os dejo un link con el trailer del documental y el link de Verkami donde podéis echar una mano.

Y desde aquí, mi enhorabuena por adelantado a los chicos de SombraDoble.

Share

Posted in Uncategorized | 1 Comment