“Diabolus in Musica”: Cuando el Diablo se viste de Acorde

Numerosas fueron las aportaciones en materia musical que el monje benedictino Guido de Arezzo realizó en la Edad Media; desarrolló la escala diatónica, perfeccionó la escritura musical generando los precursores de los pentagramas y creó un sistema de entonación llamado “solmización”, que actualmente conocemos como solfeo.

Lo que es menos conocido de su labor es que durante la gran reforma de la notación musical, guardó una información que la iglesia consideró que debía ocultarse. Un acorde que generaba tal disonancia que perturbaba al oyente, cuya naturaleza movía el pensamiento hacia lo impuro y por tanto debía de ser obra del mismísimo diablo. El tritono, el acorde del que se servía Satán para entrar en los hombres por medio de la música, recibió el nombre de “diabolus in musica” o “mi contra fa” y su interpretación era duramente castigada, como cualquier otra invocación al maligno.image003

Durante toda la Edad Media la armonía no dispuso de los 7 acordes de las 7 notas, sino de 6. El 7º acorde, el poseedor del tritono maldito, el llamado Locrio por los antiguos griegos, fue sepultado y olvidado.

Tras varios siglos, en el Barroco, se relajó la prohibición y se empezó a permitir su uso, siempre sujeto a una estricta normativa. Prácticamente estaba limitado a generar tensión transitoria en las obras, ya que inmediatamente tenía que resolver en otro de los 6 acordes. Era simplemente un acorde de paso, para dar colorido, pero nunca pudo ocupar un sonido protagonista o central.

Del final del barroco son también las primeras referencias escritas al temido acorde. Johann Joseph Fux escribió, en 1725 “mi contra fa, diabolus est, diabolus in musica” en su trabajo Gradus ad Parnassum, así como Georg Philipp Telemann escribió “mi contra fa, lo que los antiguos llamaron Satán en música” en 1733.

El tritono no se usó plenamente hasta el Romanticismo, donde múltiples autores de música clásica moderna (Vivaldi, Beethoven o Debussy) lo rescataron para poder recrear ciertas atmósferas. Y es que el romanticismo trajo consigo la música programática, música que representaba una escena, imagen o estado de ánimo. Y el tritono tenía mucho que representar, sobre todo en cuanto a lo que a estados de ánimo se refiere. Sin embargo, la mayoría de las obras que lo utilizaban no se alejaban de la temática demoníaca, como la Sonata a Dante de Franz Liszt o Gotterdammerung (“El ocaso de los dioses”) de Richard Wagner.

En la música moderna, uno de los géneros donde más se encuentra el tritono y donde menos se advierte su oscuro pasado es en el Jazz. Como música de permanente contraste entre tensión y relajación, el tritono es una herramienta fundamental que se usa con gran frecuencia. El Blues, siempre en íntimo contacto con el Jazz, ha sido otro gran refugio para el tritono, como género ajeno a las prohibiciones y cercano a la oscuridad y al sufrimiento.
Donde sin duda el tritono alcanza su máximo esplendor es en el Heavy Metal. Si se analizan las raíces de dicho estilo, es curioso ver que una de las bandas que sentó las bases del metal tal y como hoy lo conocemos, Black Sabbath, sacara a la palestra el tritono y lo popularizara de una forma completamente involuntaria. El grupo liderado por Ozzy Osbourne, compuso en 1969 una canción homónima al grupo; “Black Sabbath”, cuya introducción es puro y duro tritono. Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath, explica que cuando compuso la famosa introducción del tema no había oído hablar del “diabolus in musica”; simplemente quiso darle a la canción un aire oscuro y demoníaco.  Actualmente el heavy es un fenómeno de masas en toda Europa, y ocupa un lugar importante en el panorama musical.

Pero hoy en día el tritono no está solo en el Jazz o en el Heavy Metal. También está en el tono de encendido de un Mac, en la famosa sintonía de Los Simpson o en la banda sonora de West Side Story.

Poco a poco ha ido abriéndose paso, dejando atrás el lastre de su prohibición y llenando la necesidad expresiva de su sonido característico. Porque la música nunca ha dejado de ser una expresión humana, y por mucha censura que reciba, siempre habrá alguien que le devuelva la luz al sonido más oscuro creado por el ser humano.

Share

This entry was posted in Guerras Personales, Música. Bookmark the permalink.

15 Responses to “Diabolus in Musica”: Cuando el Diablo se viste de Acorde

  1. Pingback: “Diabolus in Musica”: Cuando el Diablo se viste de Acorde

  2. sonicando says:

    Vaya hombre, muchas gracias Rinze, un meneo siempre se agradece 😉 y en el blog también ¡

  3. indio says:

    Qué curioso! Y de dónde ha salido tanta información sobre maldito acorde? (ja-ja-ja)

  4. maduixa says:

    locrio rules! 😛

  5. EC-JPR says:

    Coño, cosas más curiosas aprende uno…

  6. Mario says:

    Ola me podrias decir en cifrado americano como se interpreta ese acorde? Por ejemplo Do Mayor es C.

  7. Vanessa says:

    ahhhhhhhhh que mideo pero
    me inmagino que se debe de escuchar
    muy lindo debe de ser interesante
    saber en realidad que sucede si se interpretan
    esos acordes!

  8. darox says:

    en sifrado americano ese acorde se interpreta C a F# en un tritono perfecto tambien se dice de c a Gb

  9. Mudanzas says:

    What i do not realize is if truth be told how you are now not really much more smartly-appreciated than you may be right now. You’re very intelligent. You understand therefore significantly when it comes to this subject, made me individually consider it from numerous numerous angles. Its like women and men aren’t fascinated except it is something to accomplish with Woman gaga! Your individual stuffs nice. Always handle it up!

  10. Manukka says:

    Cuando te refieres al tritono como “mi contra fa” ¿te refieres a que se obtiene haciendo sonar esas dos notas al unísono? En la Edad Media se consideraba un intervalo prohibidio el producido entre Fa y Si. Cuando querían utilizar un Si lo alteraban un semitono descendente con un bemol. No sé a qué se refiere el término “mi contra fa”. Saludos

  11. Pingback: La figura de Satán como símbolo de desviación social en la música | David Lebrón

  12. Andres says:

    De hecho es SI contra Fa. Y no es un acorde, es un intervalo.

  13. Fantastic blog! Do you have any tips for aspiring writers?
    I’m hoping to start my own site soon but I’m a little lost on everything.

    Would you recommend starting with a free platform like WordPress or go for
    a paid option? There are so many options out there that I’m completely overwhelmed ..
    Any suggestions? Cheers!

  14. Hello there, You’ve done a fantastic job. I’ll definitely digg it and personally
    suggest to my friends. I’m confident they’ll be benefited from this web
    site.

  15. Andres says:

    Quien sabe cual es el nombre de la cancion que compusieron con el tritonio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *