Gracias por Eliminarlo de mi Memoria

Podemos imaginar a un ex-combatiente despertándose repentinamente en la noche, con la frente sudada y la respiración entrecortada. También podemos imaginar lo cuesta arriba que se le hace la vida, con millones de desgracias tatuadas en lo más profundo de su corteza cerebral. Y los miedos, que decir de esos sustos provocados por sonidos de lo más inofensivo, o por fogonazos de luz, o por el crujir de una rama en el jardín.

Los mismos miedos y pesadillas que tiene una persona que ha sido maltratada o violada. Estigmas en forma de trauma que condicionan y angustian a vidas enteras…sin marcha atrás. Miles de horas de terapia para “tolerar” situaciones pasadas que nunca cambiarán.

¿Que ocurriría si estas personas pudieran cambiar su sino? Si pudieran olvidar ese año, o ese día, o esos 15 horribles minutos en el callejón de la esquina. Sin duda algo propio de la ciencia ficción, de lo imposible, de la nada.

Pues la ficción la quitamos de enmedio para decir que es algo que está en manos de la ciencia a secas.

LEJOS DE SU APLICACIÓN EN HUMANOS, en ensayos preliminares en ratón, se ha conseguido eliminar selectivamente ciertos “eventos” almacenados en la memoria.

Que se trabajaba en ello no es algo nuevo, hace tiempo que salieron estudios de ciertas drogas que pueden eliminar o debilitar recuerdos pasados. Un importante truco se desveló en estas investigaciones, y es que parece ser que la memoria se vuelve mucho más vulnerable a esas drogas si se la estimula. Es decir, si queremos eliminar un recuerdo, lo mejor, recordarlo bajo tratamiento.

Una vez establecida la teoría, solo hay que buscar las dianas que mantienen la memoria. Esos intermediarios moleculares (genes, proteínas) que debemos derribar para olvidar algo. Estimular el pasado,eliminar esas dianas y borrón y cuenta nueva (suena hasta fácil, y a saber lo que falta por conocer para llegar cerca de hacer algo similar)

El grupo de Joe Tsien, del Medical College of Georgia en Augusta ha usado tanto la ingeniería genética, como el uso de drogas para interferir con su diana, la enzima alfa-CaMKII (aCaMKII) en ratones. ¿Y porque la aCaMKII? Porque pertenece a una familia de enzimas con un papel importantísimo en la señalización neuronal. Para los menos entendidos, es una proteína con una función determinada, que es de radical importancia en la comunicación entre neuronas. Si la memoria está almacenada y mantenida por comunicación neuronal, puede ser una buena diana a derribar, si queremos hacer daño a la memoria.

Su laboratorio generó ratones que sobreexpresaban aCaMKII, pero consiguieron mantener la enzima en concentraciones normales mediante el uso de drogas (que inoculaban o la añadían a la bebida). Eso se consigue a menudo introduciendo varias copias del gen que produce la aCaMKII. Si de normal tenemos un gen, que genera una cantidad X de proteína, con 3 copias tendremos mucha más (no necesariamente justo 3X, pero dejemoslo en 3X para que lo entendáis). Si ahora usamos una droga que bloquea a una determinada concentración la cantidad extra de CaMKII, tenemos un ratón genéticamente modificado, “normal” si usamos las drogas que lo mantienen a raya.

En concentraciones normales los ratones aprendían a no acercarse a una verja que les daba una pequeña descarga, o que un tono que les avisaba de que otra descarguita les esperaba. Como en cualquier experimento de sensibilización ( o era habituación, corregirme en los comentarios anda) los ratones sabían que no debían acercarse a la reja y se mostraban asustadizos si oían el sonido que predecía una descarga. Tenían una memoria normal.

Pero eliminaron la droga que mantenía el aCaMKII en condiciones normales y la enzima aumentó drásticamente en el cerebro. Dos semanas después, a pesar de volver a estar tratados para estar en niveles normales, algunos ratones se rozaban con la reja,  o no se asustaban al oir el tono de aviso. Pero había ratones que habían olvidado el tono pero no que las rejas les dañaban, y viceversa. Esto junto con otros indicios hizo suponer al grupo de Tsien que sólo se habían eliminado de la memoria los recuerdos estimulados durante la “inundación” de aCaMKII.  Si durante dicha inundación un ratón no se acercó a la verja, pero sí oyó el tono de aviso, sólo olvidará el tono, pero seguirá manteniéndose lejos de la verja.

Es un artículo curioso (mañana en el labo os cuelgo el link) de los que hay que tener mucho cuidado al escribir. Queda genial la parte del principio (sino me lo digo yo 😉 …) y es lo que aparecería en cualquier periódico. La diferencia es que en sonicando aparece también esto otro:

La bioquímica de los procesos fisiológicos rara vez depende de un solo factor. Normalmente, (y sobre todo en cosas complejas como la memoria) además de ser múltiples los factores que colaboran, existe mucha redundancia (por decirlo fácil, “sustitutos” que hacen lo mismo). Un artículo como este señala uno de los factores importantes, pero por supuesto se necesita mucha más investigación básica para señalar el resto de las dianas y realmente llegar a entender como funciona la memoria a largo plazo. Obviamente a nadie le van a meter un chute de CaMKII mientras recuerda una paliza en el recreo para ver si la olvida, porque igual lo olvida todo.

Pero tampoco hay que quitarle importancia a estudios como este, porque abren el camino al conocimiento, y sobre todo una esperanza de que en el futuro sea posible. Y adornarlos con historias y con su aplicación hace más cómoda su lectura, pero no por ello uno puede distanciarse de la realidad.

Editado para añadir explicaciones sugeridas por Héctor, muchas gracias ¡¡

Share

This entry was posted in Ciencia, Guerras Personales and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

12 Responses to Gracias por Eliminarlo de mi Memoria

  1. Hola, interesante blog y post.

    Dices:
    “los ratones aprendían a no acercarse a una verja que les daba una pequeña descarga, o que un tono que les avisaba de que otra descarguita les esperaba. Como en cualquier experimento de sensibilización ( o era habituación, corregirme en los comentarios anda)”

    En el primer caso (acercarse a la verja – descarga), se trata de una variante del aprendizaje operante (en este caso, conducta de escape);
    el segundo caso (tono – descarga gratuita) tiene toda la pinta de ser condicionamiento clásico (pero aversivo).

    A mandar!

    Saludos

  2. héctor says:

    Más bien creo que es aprendizaje de evitación. Empieza siendo de escape y pasa a ser de evitación. ¿No Jesús?

    Me lío un poco al leer el artículo, más o menos la idea principal está clara, pero me pierdo un poco en los detalles.

    Un saludo 😉

    • Lenna says:

      just a little tweak …. called thuggery and theft. No Problem, there!You declare that you get to overrule what a man wishes to do with his property. You, of course, are superior and a better owner of his property be#&8sea#u230;&c8230; hmmm….

  3. maduixa says:

    diría que es sensibilización, habituación es cuando dejas de oir un ruido constante, o dejas de oler un olor desagradable porque te “habitúas” a ellos…

  4. héctor says:

    “Habituación”, ahora mismo de memoria te diría que es cuando un estímulo deja de producir respuesta de orientación porque se vuelve familiar debido a la exposición, maduixa.

  5. héctor says:

    La sensibilización creo que consistía en un aumento de la intensidad de la RI debido a exposiciones repetidas.
    De ahí supongo el nombre de desensibilización sistemática.
    En el caso que nos ocupa, supongo que es “sensibilización” la respuesta.

    Un saludete 😉

  6. Tienes toda la razón, Héctor, empieza siendo escape, porque la respuesta elemina una estimulación que está presente (la descarga) y acaba siendo evitación porque la respuesta previene de su presencia.

    Sobre el estudio, supongo que todavía quedan muchos factores por aislar, pero si metodológicamente todo está bien, es como vivir en Desafío Total o Dark City.

    Aunque habría que ver las limitaciones, también. Los recuerdos más complejos (p.ej. verbales) acaban siendo una red de relaciones bastante extensa, me pregunto si sería tan fácil borrarlos selectivamente.

    Saludos

  7. maduixa says:

    héctor, precisamente es lo que he dicho, pero con palabras menos técnicas

  8. sonicando says:

    Así da gusto preguntar…aunque menos con pasabaporaquí (a quien le doy mi bienvenida al foro), contaba con la reacción al menos de Héctor y Maduixa..- 😉

    Hector dime lo que no te ha quedao claro o bien para modificarlo o para contestarte por aquí, vale? ME da rabia que no queden claras todas las cosas.

    Muchas Gracias y Saludos a Todos ¡¡

  9. MaKö says:

    uauu, la leche!!! Me suena que leí algo sobre este tema hace poco… pero a lo mejor es que vi una peli o algo y me estoy liando ^^’ xD A mi no me hace falta nada para olvidar las cosas, que ya se me olvidan ellas solicas 😆

    Buen artículo!

  10. maduixa says:

    por cierto, aprovechando los últimos párrafos del anuncio, me voy a permitir reivindicar algo que normalmente la gente olvida y considera poco importante… ¡viva la investigación básica! 🙂

  11. sonicando says:

    Ya tenías que salir con eso… viva ¡¡:D

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *