Blog de Ciencia y Música

Cortando y Pegando Genes

C

Después de una semana de intensa, pura y dura ingeniería genética, y sobre todo después de no poder contar fuera del curro lo que he hecho, me arriesgo a explicaros lo que es un CLONAJE (no asustarse) de verdad.

Os habréis preguntado más de una vez como se hacen los transgénicos, esos hermosos (pero sosos) tomates, esos virus con genes de nosequé para hacer nosecuantos, esas bacterias a las que se les meten genes para producir diversos productos…Pues se hacen cortando y pegando genes.

Las reinas del corte se llaman Enzimas de Restricción. Son unas proteínas aisladas de distintos organismos que lo que hacen es reconocer una secuencia específica de ADN y cortar en dicho punto. Fueron descubiertas por Werner Arber, Daniel Nathans y Hamilton Smith, el descubrimiento les valió el Premio Nobel de Medicinia en 1978 y abrió las puertas de la tecnología del ADN recombinante (entre nosotros, ADN cortao y pegao).

Resulta que se han ido identificando cientos de enzimas de este tipo (cada una con una diana específica) y gracias a su producción a gran escala, ahora disponemos en los laboratorios de viales llenos de «tijeras moleculares», para cortar el ADN en sitios específicos.

Si queremos aislar un gen, sólo tenemos que mirar las secuencias que lo rodean en busca de secuencias de corte, una vez las identifiquemos ponemos nuestro ADN en contacto con dichas enzimas y Zas¡ gen cortado en ambos extremos.

Al astuto lector no creo que le sorprenda ahora la existencia de otras proteínas que se encargan de la labor contraria, de pegar el ADN. A esas enzimas se les denomina Ligasas, y cogen extremos de ADN compatibles y los unen.

Y digo compatibles porque cada tijera tiene una diana específica y produce un tipo de corte característico. Algunas cortan el ADN como quien corta la cinta de inaugurar un evento, en ROMO, y por lo tanto sólo se le podrá unir un fragmento que también se cortó en romo. Sin embargo muchas cortan dejando una hebra más larga que la otra, haciendo un corte que se llama COHESIVO. Habrá pues que tener en cuenta que lo que elegimos para cortar y pegar sea compatible.

Ejemplo de diana de corte COHESIVO
Ejemplo de diana de corte ROMO
Ejemplo de diana de corte ROMO

El descubrimiento de estas dos herramientas ha supuesto una revolución increíble. Ahora resulta que podemos cortar el gen de la insulina humana y pegarla en el genoma de una bacteria.

Las bacterias son excelentes (con sus más y sus menos) mini-fábricas de productos biológicos, y crecen a una velocidad increíble. En pocas horas tenemos millones de ellas con nuestro gen de la insulina, produciendo insulina como las vacas nos dan leche. Os pongo el ejemplo, porque fue de los primeros usos de esta tecnología, y porque la insulina que ahora se inyectan los diabéticos se produce así.

Pues a lo que os acabo de contar se le denomina CLONAR el gen de la insulina humana en Bacterias. A ver si le vamos quitando el miedo a la palabra…

Conforme pase el tiempo y si os interesa, os colgaré otros ejemplos de como se generan hoy en día, cremas, alimentos, fármacos y vacunas utilizando esta tecnología. Ahora ya tengo un artículo de base al que referirme, para que todo el mundo pueda seguirme.

Sobre el autor

Lucas Sánchez

comentarios

  • Me interesa eso último que has comentado!!!! La obtención de insulina es el típico ejemplo de libro así que si pones más estará bien!!! 🙂

    Bien explicado! algún que otro profe podría leer tu blog xDD

  • Me alegro que te guste y te interese, luego le echo una revisión y te pongo el ejemplo algo más detallado…

    Un Saludo¡¡¡

    PD: Ya si lo leen y lo recomiendan ni te cuento… 😉

  • Yo decía lo de las cremas, fármacos y tal si puede ser!!! No sé si me has entendido ^^’

    Gracias! 🙂 Ahí estamos, intentando aprender un poco por aquí, un poco por allí y te ha tocado hacer de profe!

  • Ok ¡¡ Te había entendido mal…

    La siguiente la hago de clonajes para hacer Vacunas, que es interesantísimo (y mi trabajo 😉 )

    Un Saludo ¡¡

  • Hola sonicando!
    Muy bien resumido 😉
    La verdad es que es una ardua tarea explicar algo así a quien no sabe al respecto.
    Por cierto, ya he visto en un par de tesis que el tribunal llamaba la atención del doctorando por decir «clonaje» en lugar de «clonación», que al parecer es la palabra correcta (y la única que viene en la RAE). Igual, a mi se me sigue escapando de vez en cuando clonaje y la gente también suele usarla bastante, por lo que es probable que al final sea aceptada.
    Saludos y ánimo con esas vacunas 😉
    Gonn

  • Gracias Gonn, la verdad es que hay que darle unas pocas vueltas para ver como se quejan..

    La verdad es que a mi lo de clonación me suena raro…tanto decir clonaje…pero vamos, gracias por el apunte.

    Que será de una tesis donde no se hagan esas traducciones…que si no se dice parental sino paterno, que si gen reportero no existe…

    Un saludo y gracias por los ánimos…

  • Hola!!! soy estudianbte de bioanalisis en venezuela y tengo un seminario de vacunas de ADN recombinante, si puede por favor me envia algun material al respecto o una explicación tan buena como la que acabo de leer. se le agradece.astrid parejo.
    Ojala mi profesora explicara como usted!!!!

  • Muchas gracias por los piropos, si necesitas más material o tienes alguna duda, escríbeme al correo de la página y así nos ponemos en contacto.

    Un Saludo

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.