Blog de Ciencia y Música

10 años

1

Han pasado 10 años desde que arranqué con este blog. 10 años. Se dice pronto, pero entrando en sus tripas he notado que ha pasado mucho tiempo. Meterme entre bambalinas a barrer spam y a pintar un nuevo tema, a borrar cosas que ya no tienen sentido y a intentar mirar hacia el futuro ha sido un viaje difícil y a la vez divertido en el que, subiendo y bajando en una montaña rusa personal, he pasado orgullo y vergüenza a partes iguales. Y también me he reído un rato.

Las motivaciones por las que en su momento monté un blog ya no tienen mucho sentido: ya me ha valido para conocer a muchísima gente interesante, impedir que la investigación me incapacitara para comunicar y escribir en medios profesionales. Ya me he quejado todo lo quejable: primero de ser predoctoral, luego postdoctoral y, ya al final, de lo que significa dejar la academia. Y he pasado 3 años calladito porque estaba ocupadísimo construyendo Scienseed, una tarea monumental que habéis tenido suerte que no me dejara ni un segundo para despotricar por aquí sobre lo complicado que es montar una empresa en este querido país.

Pero el fin de semana pasado, mientras realizaba este viaje del pasado al futuro en forma de mantenimiento web, me dio bastante pena dejar morir el blog. Scienseed ya tiene tres años, ya habla y camina y yo empiezo a tener más tiempo. Y ahora tengo nuevas motivaciones, porque profundizar profesionalmente en el mundo de la comunicación científica genera muchas preguntas que no tienen respuestas claras. Preguntas que me gustaría discutir más a menudo con vosotros. Y lo mismo este sigue siendo un buen sitio.

En fin, una excusa más para prometer volver por aquí y para esperar con optimismo que, dentro de 10 años, entraré para desbrozar y me cargaré esta entrada.

Sobre el autor

Lucas Sánchez

Añade un comentario

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.