El virus desde el que empezó todo

A veces me parece curioso pensar que mi madre estaba embarazada de mí cuando dos investigadores, Enzo Paoletti y Bernard Moss, demostraron en 1982 que uno podía cortar y pegar genes de distintos organismos y meterlos en un virus llamado vaccinia. Y a vosotros os hará gracia si sabéis algo de cortar o pegar genes. O algo del virus vaccinia.

Lo de vaccinia me lo contaron en el colegio.

Me dijeron que Edward Jenner, un médico rural británico, descubrió la vacunación por el mero hecho de observar que cada vez que había una epidemia de viruela, las criadas que se encargaban de ordeñar las vacas solían salvarse de caer enfermas. Visto así, a toda la clase nos pareció que, visto lo visto, el hecho de que ellas sufrieran de unas pústulas en la piel por infectarse de las viruelas de las vacas, era un mal bastante menor.

Como en ciencia no vale con el mero hecho de observar, Jenner extrajo fluidos de una pústula de una criada que se llamaba Sarah Nelmes y se lo inoculó a un niño de ocho años llamado James Phipps. James contrajo la viruela vacuna, se curó, y Jenner le volvió a pinchar, tiempo más tarde, fluidos de un enfermo de viruela. Si su teoría era cierta, el niño se salvaría.

(Seguir leyendo el artículo completo en el blod Biotekis)

Share

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to El virus desde el que empezó todo

  1. Interesante artículo, gracias por compartir, nos ha servido mucho e inspirado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *