Tripas

       ¿Tú sabes qué hacía Mathew McConaughey antes de Mud, Dallas Buyers Club, o True Detective? Es la pregunta que le hago a mi compañero mientras que los ratones dejan su último aliento en la cabina de CO2. Por lo visto hacía comedias románticas, me contesta mientras cierra el paso de gas, y es algo que no nos explicamos mientras esperamos unos segundos para asegurarnos de que los animales estén bien muertos. Comedias románticas, con el actorazo que es el tío. Y seguimos esperando porque no queremos correr el riesgo de que puedan sufrir al abrirlos y, por otro lado, porque que un animal se despierte mientras que lo abres puede ser lo más desagradable que veas por mucho tiempo.

        Mientras tanto metemos en la cabina las bandejas de corcho donde los vamos a clavar para la disección. Lo hemos hecho tantas veces que si silenciaran nuestra conversación sobre McConaughey y pusieran música que pegara parecería una coreografía. O una escena de esas llenas de planos perfectos de Breaking Bad. Él saca los animales de las celdas, yo abro la cabina de bioseguridad; él los introduce en la cámara de CO2, yo meto las bandejas; él saca el instrumental y voy abriendo las jeringuillas para sacar sangre. Los tubos en los que meter los órganos llevan preparados desde el día anterior ordenados en gradillas de varios colores en función de los virus que les hemos pinchado a los ratones. La danza perfecta llena de planos perfectos de Breaking Bad y los tubos perfectamente rotulados es para no perder ni un segundo; porque nadie quiere estar un segundo de más en el área de inoculados de un animalario.

          Resulta que me entero que la quinta temporada de Game of Thrones se va a rodar en Andalucía mientras que termino de clavar la cuarta aguja que sujeta a mi primer animal al corcho, estiradito, como crucificado, tenso para que todo se saque sin problemas. En Andalucía, fíjate tú. Hago hueco en el corcho porque a veces tenemos que poner dos o tres en el mismo corcho y sacarles sangre a la vez. Y parecen Jesucristo y los otros dos ladrones. Y nos reímos del chiste y solo del chiste.

          Lo normal en ese momento es pellizcar con unas pinzas el pecho del animal y quitar con unas tijeras un pellizco de piel para poder ver mejor las costillas. Entonces cuentas una, dos y tres costillas y metes un milímetro la aguja de una jeringa de 1ml. Y tiras para arriba el émbolo y la llenas de sangre. Mientras sube la sangre –que siempre parece más oscura de lo que esperas- me entero de que por lo visto ahora la serie se está empezando a alejar del contenido de los libros. Que lo están echando todo a perder. Era algo que se podía ver venir, le digo a mi compañero. Y los dos le quitamos la aguja a las jeringas y pasamos la sangre a un tubo.

         Mi compañero me vuelve a insistir en que los libros están mucho mejor que la serie, que es en serio y que los disfrutaría mucho, mientras clavo las tijeras en el abdomen del animal y sigo hasta las costillas. Luego ahueco la piel de la cavidad peritoneal y le clavo un par de agujas para que se tense toda esa piel recién separada, mientras que le digo que sí, que más gente me ha aconsejado lo mismo, pero que no tengo tiempo.

          Ahora lo primero es quitar los ganglios inguinales y luego los lumbares, y mira este animal, ¡vaya pedazo de ganglios! Por un momento nos perdemos en comparaciones con experimentos anteriores, y sí, esta vez o están más grandes que nunca o es que ya somos unos fieras apartando lo que es ganglio de lo que es grasa.

      Le digo que Hannibal no me está gustando mientras recorto costilla a costilla la membrana que no me deja quitar el hígado agusto. Que me parece demasiado  desagradable,  mientras le corto el corazón por la base de las arterias, y que no le llega a la suela de los zapatos a True Detective y limpio la sangre restante para que no salpique. Mi compañero dice que solo he visto dos capítulos, que está muy bien, que le dé algo más de tiempo. Él va más rápido que yo y ya ha desclavado a su animal, le ha dado la vuelta y le está quitando la piel de la cabeza con las tijeras. Me doy algo más de prisa y recuerdo en voz alta con él la primera vez que nos pidieron muestras de cerebro lo mal que lo pasamos. En serio, no os podéis hacer una idea. Primero cortas en la base del cráneo y separas la cabeza del resto de la columna –pero no del cuerpo, sigue habiendo piel uniendo- y luego tienes que cortar la cabeza en dos, desde atrás. Catacrack. Ese crujido casi me hace vomitar en la mascarilla la primera vez. Y la segunda. Ahora ya no siento nada y le pregunto si se está leyendo algo nuevo.

      1984, me responde. Yo lo leí hace tiempo, le digo mientras que recojo medio hemisferio cerebral y lo empujo hacia el fondo del tubo. La verdad es que no me acuerdo de casi nada, casi que podría leerlo de nuevo. Metemos los tubitos con los cerebros en la nieve carbónica y me alcanza un guante para meter los cadáveres. Porque los metemos en guantes. El momento de levantar el cuerpo y meterlo en el guante es también bastante asqueroso y hablamos de cómo nos colaron el primer día de la primera edición de Gran Hermano como si fuera un experimento basado en la novela.

         Después me toca levantarme a mí y coger otros tres animales y meterlos en una jaula más pequeña. Cerrarla con la rejilla y meterlos en la cámara de CO2. Y vuelta a escuchar el shhhhhhhh del gas y empezamos con las películas. No, todavía no he visto Cloud Atlas, es que son tres horazas. Ví la Gran Belleza, pero porque mis padres estaban de visita y querían verla. ¿Tú has visto alguna? Y dos pataditas a la caja para ver que no se mueve ningún bicho y vuelta a empezar.

Share

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

5 Responses to Tripas

  1. J Domin says:

    Y de fondo Raquel amenazando con recurrir a la violencia si no le das los números de procedimiento… La fauna de inoculados y sus aventuras.

  2. Raquel says:

    Uy que vergüenza….pero el relato está muy chulo!

  3. Tadeo says:

    Vete a tomar pol culo.

  4. This excellent website definitely has all the information and facts I needed concerning
    this subject and didn’t know who to ask.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *