Halloween, Insulina y Ciencia para tristes y freaks

Esta semana, puesto que venimos del puente de todos los muertos, en el que nuestra tradición de ir a visitar a nuestros ausentes pero queridos ha sido barrida por disfraces de monstruitos y una frase “Truco o trato” era buen momento para meterse en la bibliografía científica y buscar si teníamos algunos estudios sobre Halloween.

La verdad es que, como igual era de esperar, la literatura científica solo tiene artículosbastante absurdos del tema como que se produce un descenso de la natalidad porHalloween (5.3% descenso de nacimientos espontáneos y un 16.9% en cesáreas.), al contrario que el día de San Valentín (3.6% incremento de nacimientos espontáneos y un12.1% en cesáreas. Después he encontrado numerosos artículos del posible impacto delos distintos empachos por los dulces o de cómo hacer Halloween igual de entretenidopara diabéticos.

Pero bueno, hablando de diabéticos no deja de ser una buena casualidad que esta semana haya salido un artículo en la revista Science Translational Medicine en la que presentan una nueva droga que presenta resultados más que prometedores frente a la diabetes. Si son diabéticos o tienen familiares con este desorden, atentos a la nueva molécula de doble acción frente a la diabetes que ya se ha probado en roedores, primates y humanos.

La novedad en este tratamiento es que han conseguido meter la acción de dos hormonas que responden de forma natural a los picos de glucosa, en un único producto inyectable que disminuye la cantidad de azúcar en la sangre y que parece producir menos efectos secundarios que los tratamientos actuales, ya que según Richard Di Marchi, responsable de la investigación realizada en la Universidad de Indiana, Estados Unidos, el 10-30% de las personas que reciben tratamiento frente a la diabetes con los fármacos actuales desarrolla problemas gastrointestinales.

Esta molécula quimera se une a los receptores de dos hormonas, GLP1 (Glucagon Péptido 1) y el Polipéptido insulinotrópico glucosa dependiente (GIP) y a pesar de tanto nombrecito todavía no le han puesto un nombre.

En humanos solo se ha observado la reducción esperable en los niveles de glucosa en sangre, pero en los estudios en ratón se ha visto que además esta molécula podría también disminuir el peso de los ratones, siendo una herramienta potencial para tratar la obesidad.

Aunque ya lleva un largo recorrido en diversos modelos animales todavía quedan unos añitos y varios ensayos clínicos para que llegue a sus farmacias, pero que se sepa que se está trabajando en ello.

Y para seguir hablando de fechas… Es Lunes 4 de noviembre, empieza a hacer frío, nos han cambiado la hora, ya se nos echa la noche encima en seguida y, la verdad, la cosa se pone bastante más triste. Pues bien, no huyan de ese sentimiento, que no les dé ningún remordimiento sentirse tristes porque según múltiples estudios científicos revisados esta semana afirman que ser triste vale para muchas cosas.

Según John Forgas, psicólogo de la Universidad de New South Wales en Sidney que ha revisado en un artículo llamado “Don´t Worry, Be Sad!” para Current Directions in Phycological Science múltiples estudios científicos realizados en humanos evidencian que estar triste nos ayuda a 1. Recordar de forma más definida los detalles de incidentes de los que hayamos sido testigos. 2. Mejora la selección de personal ya que nos fijamos en menos estereotipos y nuestras primeras impresiones son más reales. 3. Pensamos de una forma más detenida 4. Estar triste te hace estar más predispuesto a trabajar, te comunicas de una manera más persuasiva y eres más justo en la toma de decisiones.

Estar triste además, incrementa la preocupación que tenemos en los que nos rodean y aumenta la calidad de nuestras comunicaciones porque vamos más al grano.

Así que recuerden, hasta de estar triste se saca algo.

Hoy, para no hacerle un feo a los días anteriores, vamos a inagurar una nueva subsección [Audio: Super Freak: Rick James http://www.youtube.com/watch?v=QYHxGBH6o4M ]

La ciencia más freak

Porque creo que no hace falta aclarar que los científicos podemos ser muy, pero muy freaks – Vean si no múltiples ejemplos en The Big Bang Theory- esta sección la llenaremos de ejemplos más o menos lamentables de “fricadas” científicas.

Cuando hablamos al principio de la sección de Halloween omití voluntariamente que en la búsqueda de información para las noticias de hoy me tropecé con unos genes que se llamaban, los genes “Halloween” Sí, hay unos genes que se llaman así. Son genes que están involucrados en el desarrollo de la mosca del vinagre, Drosophila melanogaster. Y es que resulta que hay mucho científico Friki que le pone nombres raros a los genes en vez de soltarles el nombre del descubridor como se hacía antiguamente con las enfermedades.

He encontrado una lista bastante completa de estos nombres:

Tinman (el hombre de hojalata del mago de Oz, que regula el desarrollo cardiaco en la mosca del vinagre Drosophila melanogaster)

Genes Ken y Barbie (que regulan la aparición de genitales) Así, las moscas mutantes para esos genes parecen dichos muñecos por la ausencia de genitales externos.

El gen Hamlet está involucrado en la formación de las células musculares 2b “tú-bi” del To be or not to be; la famosa frase de la obra de Shakespeare.

No sé si recordarán este corte de la película “Los caballeros de la mesa cuadrada” de los Monty Python [Audio: 7:28- 7:34 de http://www.youtube.com/watch?v=dz-PoQ5BUSQ]

Pues bien, el famoso “No estoy muerto” en inglés “Im Not Dead Yet” o como se le conoce normalmente como INDY es el nombre que le pusieron a un gen que provoca una vida anormalmente larga en las moscas.

Clark Ken, Superman, o Kriptonita son genes de una planta modelo llamada Arabidopsis Thaliana. En la que la mutación Clark Ken es la que produce un incremento en el número de estambres pequeño, el gen Superman un gran incremento y mutaciones en el gen Kriptonita, como es de preveer, anula las de los genes Clark Ken y Superman.

Drácula. La mutación en el gen drácula hace que los peces Zebra o Danio rerio sean altamente susceptibles a la luz, que hace que se lisen sus glóbulos rojos y mueran, como le pasaría al famoso conde.

Casanova. Es un gen cuya mutación causa la aparición de dos corazones en el pez Danio retio o Pez Zebra.

Por último, me despido con la mutación más rockera de todas, Cuando de nuevo los peces Zebra tienen esta mutación, sus otolitos, las piedras que les ayudan a controlar el equilibrio, están rodadas a otras zonas anormales.

Y sí, efectivamente, como se han desplazado las piedras, la mutación no podía llamarse de otra manera que: Rolling Stones [Audio: Rolling Stones- Satisfaction: http://www.youtube.com/watch?v=3a7cHPy04s8 ]

Share

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *