Blog de Ciencia y Música

Tendiendo en el interior de tu cuerpo.

T

Uno podría esperar que un cambio sutil en el color o en el tamaño. La adquisición de una determinada forma o en la rugosidad. Estas habilidades adquiridas por las células podrían indicarle al resto que está infectada. Sería llamativo, pero sería también una forma macromolecular de querer verlo, y nuestras células no ven, aunque tienen otras formas de sentir las infecciones.

Nuestras células poseen un sistema mucho más complejo y evolucionado para demostrar que algo dañino se cuece en su interior: exhiben regularmente lo que tienen dentro. Porque son lo que son, un saco membranoso lleno de proteínas. Sacar dichas moléculas a relucir a la superficie es la mejor forma de mostrar la viva imagen que tienen dentro. Porque las células normales y corrientes no tienen nada que ocultarle al sistema inmunológico. Porque si lo hacen y están infectadas sacarán a relucir proteínas del virus, bacteria o protozoo que las infecta. Porque si no lo hacen ocultan algo.

Se podría asemejar a un tendedero de cualquier casa corriente, que de normal dice más que lo que realmente es,  porque tu indumentaria carga con más información que la palabra “ropa”.

Así sabemos si tenemos un vecino militar, policía o enfermero. Los uniformes les delatan. Todo el mundo sabe también que en vacaciones es mejor dejar algo tendido para que los ladrones no piensen que no hay nadie. Si hay ruido en una casa y no se tiende, levanta sospechas.

Las células de nuestro sistema inmunológico “sobrevuelan” las células de los distintos tejidos rastreando lo que muestran a la galería, lo que tienen tendido en la membrana. Como si de un “sile-nole” se tratara van jugando a identificar lo propio y lo ajeno. Si lo que muestran se reconoce como propio, perfecto. En cambio si lo que muestran es ajeno es que están infectadas y son destruidas en el acto.

Porque en el mundo en pequeñito, los pequeños detalles, importan y mucho.

Sobre el autor

Lucas Sánchez

comentarios

Responder a Medicblasto Cancelar el comentario

  • Lucas, respecto al tema, quería plantearte una pregunta.
    Si las células tumorales «esconden» su moléculas MHC tipo I (las comunes a todas las células), ¿Por qué no son eliminadas por las células NK, cuya función por así decirlo, es «eliminar al que no enseña el DNI»?

    Yo pienso que algunos tipos de cánceres deben estar relacionados con fallos en la inmunidad celular innata, ya que las personas inmunodeprimidas por alguna razón, tienen una mayor incidencia de cánceres.

    Muchas gracias y sigue así, me encanta la labor divulgativa que haces.

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.