Diario de un Científico Expatriado (Ya les Vale III : La otra cara de New Haven)

Desde España, y creo que desde cualquier parte del mundo, New Haven es conocida por albergar la Universidad de Yale. Como telespectador que he sido durante mucho tiempo de americanadas varias, la ciudad que alberga dicha universidad parecía un sitio idílico donde vivir y estudiar. Porque no se puede vender que una universidad de prestigio este rodeada de suburbios. Y el hecho es que en verdad, lo está.

Cuando aterricé estaba avisado. Gente de Nueva York ya me había dicho que “mucho cuidado” y que ni se me ocurriera alejarme ni un pelo de la universidad. Cuando buscaba piso ya me aconsejaron que nada que estuviera fuera del centro (“Downtown”) o la zona residencial de estudiantes (“East Rock”). Y en Downtown que me quedé.

Según dice la wikipedia:

Crime increased in the 1990s, with New Haven having one of the highest violent crime rates per capita in the United States.[58] In the mid-1990s New Haven began to stabilize and grow, though poverty in some central neighborhoods remained a problem. The city, adopting a policy of community policing, saw crime rates drop dramatically throughout the 1990s and first decade of the 21st century, with 2009 being the city’s safest year on record.[59][60]

In 2009 there were 12 murders, the lowest since the early 21st century and significantly lower since the early 20th century. There were 58 rapes and 906 robberies. The total amount of crimes in 2009 was 9,226, compared to 16,215 in 1994 and 12,009 in 1999, respectively.[61]

Cuando te das cuenta de que algo raro pasa es cuando te enteras que la universidad pone a tu servicio taxis gratuitos, que llamas y te vienen a buscar allí donde estés (no hace falta que estuvieras estudiando) y te dejan en la puerta de casa. A la hora que sea de la noche. No quieren a ningún estudiante andando sólo por la noche.

Lo que ya impresiona es tener todos los días uno o, a veces, dos correos como estos:

I write to let you know that the New Haven Police have advised us that a robbery occurred yesterday in the area of 217 Park Street around 1:15 PM. The victim, who was not a member of the Yale community, was approached by a male who took his wallet. No injuries were reported. If you have any information about this case or should witness suspicious activity, please report it immediately to the Yale Police at 203-432-4400.

I write to let you know that the New Haven Police responded to a report of a shooting this afternoon at 3:37 p.m. in the area of 163 Starr Street, which is two blocks north of Science Park.  The victim is a 17 year old male who has serious injuries.  Although the incident is not related to Yale, we want you to be aware of this situation.  The New Haven Police are actively investigating.

Por ahora, y después de haberme pateado la ciudad todo lo que he podido, y casi siempre dentro del perímetro de seguridad, puedo decir que no tiene buena pinta. Ahora, eso sí, el día que me la jugué por ver el mar y me metí por polígonos industriales tampoco pasó nada. También he de decir que después de 20 minutos caminando solo, me dí la vuelta y pasé del mar.

Lo que me ha entrado curiosidad de saber, qué hace una de las universidades más pijas del mundo en un ambiente así. Según la wikipedia:

New Haven’s economy originally was based in manufacturing, but the postwar period brought rapid industrial decline and factories were shuttered; the entire Northeast was affected, and medium-sized cities with large working-class populations, like New Haven, were hit particularly hard.

Al parecer la economía de la zona se hundió y la universidad siguió adelante. Ahora es la universidad la que mantiene prácticamente la economía de la ciudad. Por eso hay que asegurar la tranquilidad de los estudiantes. Y también, por eso, la gente del extrarradio de una ciudad pobre va a atracar a hijos de papá con portátil e iphone en mano, que pagan unos $35.000 dólares de matrícula al año.

Yo por si acaso ya he aprendido a decir en perfecto inglés, “No vayas a gastar balas conmigo que soy becario”, y sino cuela que se queden con mi emepetres baratillo y el móvil de 30$ que me compré en AT&T.

Share

This entry was posted in Anécdotas Científicas, Ciencia, Diario de un científico expatriado. Bookmark the permalink.

20 Responses to Diario de un Científico Expatriado (Ya les Vale III : La otra cara de New Haven)

  1. Pingback: Tweets that mention Diario de un Científico Expatriado (Ya les Vale III : La otra cara de New Haven) | Sonicando -- Topsy.com

  2. José Luis says:

    Juer, tío, se me acaba de caer un icono, una imagen idílica, no me esperaba esto que nos cuentas de New Haven. Es un contraste brutal, total. De otros sitios sí que me lo esperaba, pero de la ciudad que alberga a Yale…

    Un buen amigo que estuvo viviendo dos años en Washington DC me contó algo parecido, tenemos la imagen clásica de la ciudad con el Capitolio, la White House, etc, pero todo eso está en la zona central de la ciudad, el perímetro que rodea a esta zona central son distritos marginales con niveles altísimos de delincuencia, era de locos atreverse a cruzar uno de esos distritos. La única razón para hacerlo era llegar del aeropuerto al centro y aún así los taxistas daban un rodeo para no pasar por determinados distritos conflictivos.

    Ten cuidado tío y si quieres ver el mar o darte una vuelta por alguna playa busca otro sitio, lo de atravesar un polígono me ha puesto los ojos como platos :O

  3. Pingback: La web de Maco048. Noticias » Diario de un científico expatriado (La otra cara de New Haven, EE.UU.)

  4. Iñaki says:

    Sin cuestionar la “peligrosidad” de los barrios que rodean a la Universidad de Yale o a la zona de edificios públicos y políticos de Washington, me pregunto si no somos víctimas de una imagen estereotipada que nos hace tener miedo a lo diferente. La mayor parte de la población de la capital estadounidense fuera de esas áreas “seguras” es de rentas bajas y (¿casualidad?) negra, dos rasgos perfectos para, desde el centro, calificarla de peligrosa. Sin embargo, y lo digo por experiencia propia, caminar por la mayoría de esos barrios no es “aventurarse”. En muchos casos, el único riesgo que corremos es el de romper con nuestros propios prejuicios.

  5. Txapulín says:

    No sé por qué esos números no me parecen tan bestias en una ciudad de medio millón de habitantes.

    La situación me recuerda a la que yo viví en México hace más de diez años, en una universidad con perímetro impenetrable más que por las estrictamente controladas entradas y salidas. Pero claro, en una universidad pija, la “protección” del estudiante es requisito fundamental para mantener su estatus. E incluso, no me extrañaría que la amplitud y contundencia de los mensajes que los alumnos reciben, como esos correos diarios en los que convenientemente se resalta que el damnificado no forma parte de la comunidad universitaria, fueran debidos a una política (buscada o no, no importa) de acojone del personal: tipo “qué seguros que estamos aquí adentro y cuánto cabrón hay allá afuera, qué bien nos cuidan aquí”.

    Afortunadamente a mí tampoco me pasó nada en el par de años que viví en México, y también arriesgué lo mío con algún que otro paseo solitario en la madrugada.

  6. clastos says:

    ” Al parecer la economía de la zona se hundió y la universidad siguió adelante. Ahora es la universidad la que mantiene prácticamente la economía de la ciudad. Por eso hay que asegurar la tranquilidad de los estudiantes. Y también, por eso, la gente del extrarradio de una ciudad pobre va a atracar a hijos de papá con portátil e iphone en mano…”

    con portatil e iphone en una mano hay muchos de los incondicionales de este medio, no hace falta ir a Yale.

  7. admin says:

    @Jose Luis: Tampoco era pa tanto el polígamo 😉

    @Iñaki: Estoy completamente de acuerdo contigo

    @Txapulín: Si en mi barrio en madrid (tetuán) mandaran un correo cada vez que pasa algo yo me se de uno que se desapuntaba a la lista de correos del barrio 😉

    @Clastos: No estoy llamando pijo al que tenga un portatil o un iphone. Lo que pasa es que si yo no tuviera un duro ya tendría yo aquí a quién mangarle cosas caras…Y ves cada yogurín armado de tecnología hasta las cejas y sin gastar cuidado…

  8. José Luis says:

    @Iñaki:
    Estoy de acuerdo.

  9. abib says:

    Yo estuve en Connecticut el verano pasado y comprobé que puedes ir a ver el mar y quedarte en un restaurante de la zona, ir a Yale y pasear, tomar unas cervezas y no es peor que cualquier zona de cualquier ciudad de EEUU. Bien es cierto que hay armas, inseguridad etc en todo EEUU pero no es peor en New Haven que en otros sitios. Lo que no hay que hacer es exponerse y tentar al ladrón, ya que eso en cualquier ciudad es una manera de buscarse problemas. Yo enviaría a mi hija a Yale visto lo visto, pues es más el beneficio que obtendría estudiando allí que el posible riesgo. No existe la seguridad absoluta, ni en Yale ni en el Congreso de los EEUU. felicitaciones, por que si sales vivo tienes el futuro asegurado. Es broma y que tengas mucha suerte.

  10. Antonio says:

    Lucas durante el curso 2004-2005 fui profesor de español en Central High School en Bridgeport, CT y vivía en New Haven a unos 30 kms más al norte.

    Vivíamos en la calle Howe St. y todos me dijeron que ni se me ocurriese ir dos calles más atrás, por motivos de seguridad.

    Tenía amigos en Yale y solía ir a alguna actividad cultural, pero me pareció un mundo frío, exclusivo y muy pijo, además de darme la sensación de universidad fantasma. Creo que cualquier universidad de tercer orden en España tiene más ambiente que Yale.
    Decepción absoluta.

    Y decepción absoluta con el país, no sólo porque la violencia y el mal rollo se respira en la calle (tanto me da las zonas negras o hispana marginales o las pijas WASP).

    Los ladrones de Midas cada vez que les llevaba el coche tuviese lo que tuviese me cobraban 700 USD.

    Nunca he estado tan a disgusto en un sitio como ese año estadounidense, y he vivido en varios países antes y después de la “pesadilla americana”.

    Mi consejo, deja EE.UU. hay países más tranquilos y más seguros para vivir y donde la gente es increíblemente más agradable.

    Gracias por tu post me ha traído recuerdos aunque de un año no muy bueno.

    Antonio Albarrán
    Beijing (China)
    aalserr@yahoo.es

  11. bbKing says:

    RESPECTO a Antonio Albarrán, New Haven no está al norte de Bridgeport, CT, sino al este. Habiendo yo vivido en EEUU seis años, diría que lo que menos me importa es que una universidad tenga más o menos ambiente. A la universidad se va a trabajar y a estudiar, de manera que ya veo quién es el que estaba desubicado. La “pesadilla americana” suele ser el primer año, pero luego es el sueño americano. Incomparable a cualquier otra experiencia intelectual. Ahora, para un profesor de español en EEUU puede ser traumático si sus expectativas eran otras, pues no es allí donde puede realizarse profesionalemnte, como es harto evidente.

  12. SFstudent says:

    Pues a mi me han aconsejado muchas veces no ir por Oakland, cerca de san francisco de noche, pero me gusta un antro de alli que hacen muy buen jazz, blues y ritm and blues. Esta llenito de negros. Y siempre nos han tratado de maravilla, pues les llena de orgullo que unos blancos como nosostros de diferentes nacionalidades se deje caer por alli, y son superencantadores. Ahora, no se me ocurriria ir con un Lexus o un Mercedes, voy con mi Toyota de enesima mano. No hay por que provocar. Salut i forca al canut.

  13. Mucho ruido y pocas nueces says:

    Tu situación me recuerda a la mía, y aunque no estoy en la super yale de todos los santos, comulgo con la ivy league desde Philadelphia. Estudio en Upenn, y ese tipo de reportes sobre crímenes varios nos llegan también de vez en cuando, también, igual que ahí arriba, disponemos de taxis privados para nosotros los estudiantes de la burbuja y una patrulla de Penn Police en bicicleta recorre la universidad y los barrios aledaños día y niche. Y sí, claro, robos hay, pero me parece a mí que se le da mucho bombo a algo que pasa en todas partes, pero como en estas sedes del dinero mundial nos rodea la jet gringa, los futuros dirigentes y empresarios que secundarán y perpeturarán todas esta locura ficcional, pues hay que tenerlo todo bien atado, así, todos medio austados por el “otro”, ese que reside en el borde y ve la abundancia que le queda tan cerca sin poder acceder a ella, se convierte en una amenaza de la que hay que alejarse, continuando así con una sociedad segregada que no hace sino centrarse en las diferencias. En fin, que mucho ruido, y así uno no se mueve de su ombligo.

  14. iñaki says:

    Pues yo vivo en Miami, en una ciudad de 3.5 millones de personas. Se está fantástico, se vive de maravilla, existen todas las posibilidades que uno quiera, hay 2 universidades fenomenales y los índices de delincuencia son mínimos. Muchos días dejo el coche abierto (aunque mi mujer se cabrea)

  15. Carlos says:

    Ha sido curioso llegar a este post “de rebote”.
    Al igual que tú vivo en New Haven, la diferencia es que llevo aquí desde septiembre (sólo un mes más), y las impresiones son realmente parecidas: La ciudad no está mal, sobre todo Yale que sí es bastante bonito… pero es cierto que caminar a ciertas horas por la noche da “mal rollo”.
    En mi caso, no estudio en Yale sino en la CCSU, que está más al norte, pero decidí vivir aquí porque la ciudad me pareció bastante bien.
    ¿Que cómo me pudo parecer bastante bien, sí aquí la estáis poniendo de que da miedo? Pues porque mi intención inicial fue vivir en la capital de Connecticut, Hartford… ¡y eso si que da mal rollo! Si aquí los problemas parece que son por la noche, en Hartford parece que son todo el día; cuando he contado a gente de por aquí que casi vivo allí me han dado la enhorabuena por no hacerlo, porque allí las cifras de crímenes si que deben de estar por las nubes. Así que mi consejo es que no te acerques por esa ciudad (bueno, tal vez una visitilla exprés para ver la casa de Mark Twain y poco más).

    Por cierto, y aunque se salga un poco del tema, ¿sabes si es difícil hacer prácticas en Yale? Porque ya que vivo aquí me vendría bien poder coger soltura en el laboratorio sin salir e la ciudad.

    Un saludo, y ¡a ver si nos encontramos algún día por esta gran ciudad!

  16. maimónides says:

    Parece que cada uno habla de la feria según le va, pero hablemos de la feria. Yo pasé varios años en new haven, en la uni. de yale. Si uno no ha viajado mucho y siempre ha vivido con los papás en españa el salto a vivir en los usa es fuerte, sí, pero hay lugares allí aún más duros para la adaptación, como muchos en el midwest. Creo que es una oportunidad extraordinaria la experiencia de pasar un tiempo (años) en un lugar como yale. El nivel académico e intelectual es formidable, gentes interesantes, oportunidades varias de aprender y teniendo además en el entorno lugares como new york (dos horas en bus), en donde, al margen de mil cosas más, tienes columbia, la nyu, etc; a cuatro horas tienes boston, ciudad que ofrece tantas cosas, entre ellas mit, harvard, la boston univ.,…o lugares como princeton, entre otros muchos. Un entorno intelectual como pocos en el mundo. Lo que hay que tener es curiosidad, capacidad de adaptación y valorar las ventajas frente a las dificultades iniciales. Pero creo que también es importante estar dispuesto a vivir la experiencia como inmersión; yo tuve compañeros españoles que iban al trabajo y luego a casa, a leer prensa española, ver tv española y pensar en españa,… se perdieron lo mejor. Y, al cabo de un año allí, ojeaba todos los días el new york times en la biblio de mi centro, salvo los domingos en que lo compraba con todos sus extras, y procuré relacionarme lo más posible con nativos wasp, latinoamericanos, gentes de origen griego, turco, oriental,… intentaba no perder oportunidad, al margen de mi trabajo, claro, que era por lo que estaba allí. En cuanto a la peligrosidad, es cierto, new haven tiene sus barrios marginales, su mafia (barrios italianos) y sí, hay crimen, pero también en españa lo hay, o no has pateado lugares peligrosos en madrid, barcelona o sevilla; se trata de tener cuidado y aprender dónde, cuándo y cómo, como en todas partes. En fin, lo dejo aquí, si sigues escribiendo espero contestarte de nuevo. Te deseo suerte y te animo a que no desperdicies la experiencia, ya sabes, en general, sólo nos arrepentimos de lo que no hacemos.

  17. maimónides says:

    A modo de posdata: no te pierdas la sinfonía de colores en el otoño de new haven, como en toda nueva inglaterra. No he conocido en ningún lugar, y he viajado bastante, el color en los árboles y bosques en otoño como el que disfruté cuando viví en new haven, es una maravilla, no te la pierdas.

  18. Zen says:

    Vamos, que lo de la Universidad de Yale es, como dicen los modernos hoy en día, “postureo” na’ más! jajaja.

  19. Las tablets Google Nexus son las mas funcionales Desde esta website podreis haceros
    con cualquiera de los nuevos modelos http://www.todoalmejorprecio.es/informatica/tablets-2.html

  20. Últimamente las editoriales no suelen apostar por gente nueva o escritores que no sean contrastados.
    Por ello las denomidadas editoriales de “autoedición” o “coedición” están en auge.

    ¿Qué opináis de esto? Para el que no lo sepa, son editoriales que te editan ejemplares de tu
    libro por un precio, en teoría, más asequible que si vas
    a la imprenta de tu ciudad a hacerlo. Además con ISBN, Código de barras, Depósito Legal, etc…

    yo he encontrado este sitio que ofrece algo nuevo y
    diferente, la verdad que me distribulleron el libro y no hice nada más que cobrar.
    Jjja buen sitio. http://www.bukinbook.com/publicatuebook.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *