Blog de Ciencia y Música

Discriminación sexual en los ensayos científicos

D

Hoy, 10 de Junio de 2010, Nature News saca dos noticias sobre el mismo problema a distintos niveles, la discriminación sexual en los ensayos científicos. “Male still dominate animal studies”  denuncia la situación en los ensayos preclínicos (experimentación animal) y “Sex bias in trials and treatment must end” en los ensayos clínicos en humanos .

Las cifras en experimentación animal hablan por sí mismas:

“We found a male bias in 8 out of 10 biological disciplines, most pronounced in neuroscience (5.5 males to 1 female), pharmacology (5 males to 1 female) and physiology (3.7 males to 1 female). Although we identified a female bias in studies on reproduction and in the few immunology reports that indicated the animals’ sex, 75% of studies in three highly cited immunology journals did not specify whether the animals used were male or female.”

¿Pero, realmente tiene algún peligro esto? Pues el posible sesgo de estudiar enfermedades en el sexo en el que se representan menos casos o las manifestaciones de la enfermedad presentan menos complicaciones. Sacar fármacos que no sean suficientemente potentes para el sexo discriminado. Desestimar problemas que podrían presentarse en el sexo que no ha estado bajo estudio.

“For example, diagnoses for anxiety and depression are more than twice as common in women than in men, but fewer than 45% of animal studies into these disorders apparently used females. Women have more strokes than men, with poorer functional outcomes, but only 38% of animal studies into strokes used females. Some thyroid diseases are seven to ten times more common in women, but only 52% of animal models used females. Other researchers have found that rodent studies into the effects of drugs on behaviour use males nearly exclusively, despite there being well-established differences in the ways men and women absorb and excrete drugs”

Sinceramente si hubiera empezado a leer estas noticias sin trabajar en ciencia me habría indignado por la discriminación. Es para indignarse. Pero ojo, que hay que tener en cuenta más cosas. Cada modelo animal es un mundo. Dentro del mundo de los ratones de experimentación hay muchas especies distintas de ratón. Algunas más agresivas que otras. Eso hace, por ejemplo, que yo para mis ensayos prefiera las hembras. Si fuera al revés eligiría a machos. Es cuestión del riesgo que corras investigando y lo práctico que sea un sexo o el otro.

De todas formas, hay veces que es INVIABLE trabajar con un sexo. Algunos dan problemas para la experimentación requerida. Esto hay que tenerlo también en cuenta, que en ninguno de los artículos se habla de ello.

En los ensayos clínicos la crítica por la paridad es la misma:

“Parity of the sexes in biomedical research — or at least the inclusion of women in numbers that match the abundance in the general population of the condition being studied — is crucial, as is sex-specific analysis of results. Why? Because there are significant differences in the ways that men and women experience many diseases. Sex differences in incidence, prevalence, symptoms, age at onset and severity have been widely documented: in autoimmune diseases such as rheumatoid arthritis, lupus and multiple sclerosis; in some psychological disorders, including major depressive disorder, schizophrenia, autism, eating disorders and attention deficit hyperactivity disorder; and in chronic fatigue syndrome, asthma and several types of cancer.”

Pero incluso se indica que se debería ir más lejos:

“For instance, the US Food and Drug Administration (and analogous bodies outside the United States) should mandate that sex-specific reactions to medications be made clear to patients and clinicians”

Algo en lo que no había pensado en mi vida, y que de repente me parece algo bastante serio.

Ahora ya las medidas de corrección, algo mucho más trabajado que la discriminación positiva a la que se nos ha acostumbrado en la sociedad:

“To correct the sex bias in animal research we need stringent, strictly enforced measures, not voluntary appeals. Journal editors and reviewers should require authors of research studies that use only male or only female animals to state this in the title of their papers. This would highlight sex biases and spur researchers to balance the numbers of males and females that they use. Funding agencies should refuse to consider grant proposals that do not properly acknowledge the sex of the animals to be used, and favour those that include males and females and plan to analyse data by sex.”

Ya veremos lo que nos repara el futuro, y si llegamos a ver esto último en los artículos científicos.

Sobre el autor

Lucas Sánchez

comentarios

  • “Dentro del mundo de los ratones de experimentación hay muchas especies distintas de ratón. Algunas más agresivas que otras. Eso hace, por ejemplo, que yo para mis ensayos prefiera las hembras”

    Yo no trabajo en investigación pero si que he oído mas de una vez que con los chimpancés hay una diferencia importante en cuanto a agresividad entre machos y hembras. Hay machos a los que casi no puedes ni acercarte a darles de comer.

  • De la experimentación en animales me callo, que no es lo mío. Pero en la de humanos, yo no veo esa “infrarrepresentación” de un sexo frente a otro. De hecho, uno de los criterios que primero se mira en los estudios es que la proporción de hombres y mujeres sea igual en todos los brazos, y si se trata de una condición influida por el sexo, se hace el análisis por subgrupos.

  • Amazing blog! Do you have any hints for aspiring writers?
    I’m planning to start my own blog soon but I’m a little lost on everything.
    Would you propose starting with a free platform like WordPress or go for a paid option?
    There are soo many choices out there that I’m totally confused ..
    Any suggestions? Appreciate it!

    Feeel free too visit my webpage :: divorce online in missouri

  • Leyendo el perif3dico he encontrado esto .MONZd3N.- Hay matersos de escuela que ensef1an las lecciones del libro con profesionalidad y dedicacif3n. Se esfuerzan para que los alumnos aprendan y se preocupan por su progreso, y, si es preciso, roban horas a su ocio para que el menos capaz no se retrase. En suma, cumplen sobradamente con su trabajo. Y hay otros que, ademe1s, organizan excursiones, dan clases de ciencias naturales al aire libre y preparan actividades y juegos para las maf1anas de los se1bados. Este1n hechos de una madera especial.Con esa madera tallaron los duendes de la mfasica a Jose9 Antonio Chic, profesor de guitarra del Conservatorio Profesional `Miguel Fleta` de Monzf3n que en 2001 disef1f3 el proyecto Ensemble XXI, lo cimentf3 y articulf3, y lo ha llevado a buen puerto en compaf1eda de una extraordinaria dotacif3n de `marineros`. Dentro de unos af1os (diez, quince, veinte?), alguien organizare1 una fiesta para conmemorar el nfamero de aniversario de Ensemble XXI que corresponda, y ese deda se multiplicare1n las alabanzas a Chic y los pioneros que pusieron en marcha la orquesta, y se reeditare1n sus cede9s (ire1n por la docena, como poco), y las autoridades de turno les felicitare1n por `el trabajo bien hecho`. Ese deda, yo recordare9 los primeros conciertos en el teatro Victoria y la catedral de Santa Mareda de una veintena de jovenzanos dirigidos por la batuta de un profesor enjuto y larguirucho que teneda las ideas muy claras (como los matersos de ciencias naturales que dan clase al aire libre), y revivire9 la emocif3n que me provocaron su ilusif3n, sus ganas de explorar y su arte. Y su compromiso con la mfasica.F.J.P: Gracias por estos af1os, y espero que os vaya genial estos meses que estare9 en La France!!

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.