Blog de Ciencia y Música

Un poco de ingeniería genética

U

Como dentro de nada voy a colgar un artículo sobre la nueva generación de vacunas (ya no sé si es la tercera generación o la cuarta) y para muchos habrán demasiadas cosas nuevas, os cuelgo este vídeo para que os vayáis ilustrando…

Básicamente muestra que las bacterias tienen un DNA circular, que normalmente lo usan para guardar genes de resistencias a antibióticos y pasárselos entre ellas (entre otras cosas). Esos circulitos de DNA o plásmidos los utilizamos para muchísimas cosas, y por lo tanto las ventajas de su utilización son también muy variadas.

Como conocemos unas proteínas que cortan el DNA por sitios específicos (se llaman enzimas de restricción y dianas de restricción el sitio donde cortan) podemos sacar un gen del genoma cortándolo por los extremos. Otras proteínas (llamadas ligasas) son capaces de pegarlo de nuevo, donde haya un corte donde empalmar. Por lo que podemos «cortar y pegar» genes en los plásmidos.

Después podemos meter los plásmidos de nuevo en las bacterias y crecerán y crecerán dejando a las bacterias descendientes una copia del plásmido. Así generamos millones de bacterias con un plásmido con un nuevo gen. Como podemos aislar estos plásmidos de un cultivo podemos tener tubitos con millones de copias del gen, en pocas horas ya que las bacterias crecen a un ritmo altísimo:

No entrando en mucho detalle, de esta forma podemos, además de conseguir muchas copias de un gen, hacer que éste se exprese en el interior de la bacteria, produciendo proteínas. Luego esas proteínas las podemos seleccionar y utilizar. Un ejemplo es la insulina que se inyectan los diabéticos. Pues bien, el gen de la insulina se mete en un plásmido, que se mete en bacterias, y se las deja crecer. Luego se rompen y se selecciona únicamente la insulina, purificándola para estar lista para su uso por diabéticos.

Offtopic: Muchas de las cosas que anuncian con «con proteínas de soja» o de «baba de caracol» o de vete tu a saber que, lo más seguro es que las hayan identificado, sepan cual es su gen, y lo hayan cortado y pegado en un plásmido, para luego poner a trabajar a bacterias, que salen mucho más baratas que plantaciones de soja…

No voy a entrar en más detalles, simplemente quería escribir algo para los que no lleven muy bien el inglés del video…

La última parte del vídeo es algo alarmista, realmente lo que se está realizando en su mayoría es lo contrario, en vez de usar esta tecnología como un arma, se usa como terapia, ya lo veremos en el artículo…

Sobre el autor

Lucas Sánchez

comentario

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.