Blog de Ciencia y Música

Enfermedades Olvidadas

E

lei13Mira la foto de la derecha. Como lector primermundista sabrás que el chico de la derecha está desnutrido. Nos lo enseñaron de pequeños. Negrito y con la tripa hacia fuera. En una encuesta no saldría otro resultado. De hecho, si preguntaran porqué tiene la tripa hacia fuera, se dirían cosas como que están así porque «se comen por dentro» y por eso se hinchan.

El niño de la derecha tiene Leishmaniosis Visceral, también conocida como Kala Azar, una enfermedad causada por un protozoo y transmitida por un mosquito, como la malaria. La diferencia es que la malaria sí la conocemos porque no es una «enfermedad olvidada». O por lo menos ya no lo es tanto.

Pero el párasito no causa solamente Leishmaniosis Visceral. En función de la especie y del estado inmune del hospedador, las manifestaciones clínicas pueden variar, y existen otras enfermedades, como la Leishmaniosis Cutánea y la Leishmaniosis Muco-Cutánea (Pongo links a las fotos, para evitar disgustos a los extremadamente sensibles a las imágenes  desagradables).

La leishmaniosis visceral sin tratamiento es mortal.Los tratamientos (basados en su mayoría en antimoniales) son tóxicos y caros y 12 millones de infectados  por los diferentes tipos de leishmaniosis necesitan nuevos fármacos o vacunas urgentemente.

Volvamos a la cifra, 12 millones de infectados. En todo el mundo. Pido al astuto lector que cada vez que oiga hablar de la gripe A, de todos los ¿miles? de infectados por ella, del gran problema sanitario internacional que representa, se acuerde de estos 12 millones.

Pero acordarse sólo de los 12 millones de infectados por leishmaniosis sería «manipular» un poco al espectador. Por que el que escribe trabaja en una vacuna frente a la enfermedad y quiere darle un poco de bombo mediático.

Quedaros mejor con este dato: más de 1 billón de personas están afectadas por una o varias enfermedades olvidadas. Por la Enfermedad de Chagas o la del Sueño. Por Filariasis o por Esquistosomiasis. Igual el Dr. House cura a última hora a algún enfermo de Dracunculiasis en su próxima temporada y conseguiremos que por lo menos, le suene el nombre al espectador medio.

Ni la imagen está puesta para dar pena, ni soy de los que le gusta demasiado meterse en política. La entrada de hoy es para avisar de que por lo menos en Sonicando, se va a hablar de las enfermedades olvidadas.

[Quería empezar con la Leishmaniosis, pero el 18 y 19 de Junio hay un simposio internacional en Madrid, organizado por la Fundación Ramón Areces, sobre farmacología de la Leishmaniosis Visceral, sobre nuevos fármacos, vacunas… y prefiero daros una visión lo más actual posible.  La inscripción es gratuita, y se puede rellenar aquí, por si hay interesados.]

Sobre el autor

Lucas Sánchez

comentarios

Responder a Germán Cancelar el comentario

  • Lo curioso de estos temas es que no sólo son poco (o nada) conocidos sino que seguramente habrá quien te diga que no hagas demagogia o que no te metas en política. Y no, ni lo uno ni lo otro, viene a ser lo que hay… solo que nadie (o casi nadie) lo dice.

    En fin, que ánimo y eso.

  • Pues qué te voy a decir. Estupendo. Ánimo. Y gracias. En mi nombre y en el de muchos otros, sobre todo de los que no leerán tus posts, pero hablarás sobre ellos.

    Un saludo.

  • Animo con las enfermedades olvidadas. Al principio pensé que el nombre se refería a la poca preocupación que existe en cuanto al tratamiento y el gran número de afectados. Sinceramente, no imagine que los nombres fueran desconocidos para muchos. Será que yo las estudie en parasitología y doy por hecho que todo el mundo las conoce.

    Gracias por la información del simposio.
    Sigue así Sonicando ;-).

  • Espero que deis con esa vacuna… no me imagino la satisfacción que puede llegar a ser descubrir algo así. Los médicos podremos tratar al día a X pacientes, y salvar vidas? cuántas? Cuando ocurre algo de esa magnitud ya hemos creado y engrandecido la anécdota. Un investigador no tendrá el agradecimiento de los pacientes, y los logros serán mucho más distanciados, pero… ojo… que cuando dáis con algo así ya podemos los médicos agradecéroslo.

    Genial como siempre

  • Y yo Indio y yo… me lo puedo imaginar, pero siempre será mejor la realidad. Realmente me conformo para que mi investigación aporte un grano de arena, como los que trabajaban antes en el tema y trabajarán en un futuro.

    Muchas gracias ¡¡

  • Me permito recordar que para la cifra de mil millones tenemos en castellano la estupenda palabra «millardo» cuyo uso podríamos intentar potenciar.

    Por otra parte, estupendo artículo.

  • Aunque con retraso, esta entrada estaba apuntada como «pendiente de leer» 😀 La verdad es que el tema promete: estaremos esperando las entradas sobre esas enfermedades 🙂

  • You actually make it seem so easy along with your presentation but I find this matter to be really one thing which I feel I might by no means understand. It sort of feels too complex and very vast for me. I’m looking ahead for your subsequent publish, I will try to get the hold of it!

Blog de Ciencia y Música

Lucas Sánchez (1983)

Nací en Valencia y estudié Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid. Investigué durante casi 10 años en el Centro Nacional de Biotecnología en el diseño de vacunas para enfermedades prevalentes en el tercer mundo. Durante todos aquellos años tonteé todo lo que pude con el periodismo y la divulgación científica, escribiendo para Público, Materia, Naukas y más recientemente para El País y Radio Nacional de España. Finalmente decidí montar mi propia agencia de comunicación científica: Scienseed.

Fuera del ámbito científico fui guitarrista de los Leftover Lights, banda con la que edité dos discos de estudio “Turning the lights on” (2012) y “Universe” (2014). He escrito una novela que se llama “Impostores” (2012) y, desde entonces, siempre está a puntito de salir la segunda.